Mar06152021

ActualizadoMar, 15 Jun 2021 5pm

Kicillof postergó el posible "toque de queda"

Aunque indicó que hubo un importante aumento de casos, Kicillof indicó que esperará al lunes para anunciar nuevas medidas sanitarias.

 

Finalmente, no habrá toque de queda sanitario en la provincia al menos por esta semana, como se especulaba en las últimas horas luego de un importante aumento de casos de coronavirus.

El gobernador Axel Kicillof aseguró en conferencia de prensa que sostendrán las medidas y restricciones vigentes hasta el próximo lunes, cuando mantendrá una nueva reunión con el Gobierno nacional y el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la previa, el Gobernador se reunió de forma presencial con los intendentes de la costa atlántica, y luego se sumaron de manera virtual los intendentes restantes.

Los jefes comunales se mostraron reacios a implementar medidas resrictivas y severas. En su lugar, acordaron elevar los controles sanitarios y el cumplimiento de los protocolos en cada distrito de la provincia, informó www.infocielo.com

Kicillof comenzó su discurso reafirmando que la Provincia realizó un esfuerzo muy importante para que haya temporada de verano en el territorio bonaerense. "Hace cuatro meses pensamos que no iba a haber", señaló y aseguró que "dadas las circunstancias, tenemos una temporada de verano que caracterizo como muy positiva".

En ese sentido, indicó que la intención de su gobierno es "sostener todo lo que podamos la actividad, la produccion, el trabajo, el turismo", y manifestó que la situación epidemiológica de la provincia "no es crítica", aunque reconoció un importante aumento en la cantidad de casos.

Por ese motivo, y remarcando la inversión para expandir el sistema de salud, Kicillof dijo que no habrá nuevas medidas más que reforzar el control del cumplimiento de los protocolos. Además, puntualizó el brote de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y no en la costa atlántica, como se especulaba luego de imágenes de playas colmadas de gente.

"La secuencia sería en este momento fortalecer los controles, incentivar y pedir a la población que vuelva a ciudarse como lo hacía en los peores momentos. Estamos llegando a una situación que podría volverse crítica", advirtió el Gobernador.

El monitoreo será constante. Para tener datos más precisos, esperarán la evolución de la curva de contagios hasta el fin de semana donde se completará una semana "típica" luego de dos semanas "atípicas" de alta circulación por los feriados de las fiestas.

Luego, Axel Kicillof y su gabinete volverán a reunirse con sus pares, Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, y determinarán la continuidad del aislamiento. El toque de queda sanitario es una de las posibilidades que se evalúa, y que tomó fuerza en las últimas horas. Hoy el Gobernador bonaerense hizo eco de las "especulaciones", pero no mencionó esa posibilidad.

"Vamos a tener durante esta semana una reunión con autoridades nacionales y también de la ciudad de Buenos Aires porque la zona del AMBA es la que más viene creciendo, y a partir de eso probablemente si hay que tomar alguna decisión la vayamos a anunciar en los próximos días de la semana que viene", indicó Kicillof.

"De momento, esto es un llamado en conjunto con los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires a un cumplimiento más estricto en defensa propia de cada una de las decisiones y de cada uno de los protocolos que ya están establecidos", añadió.

Por último, el Gobernador apeló una vez más a la responsabilidad individual para reforzar los cuidados, especialmente entre los más jóvenes, que son uno de los vectores de contagio asintomático. "El virus no distingue edades. Tenemos que cuidarnos todos y todas", finalizó Kicillof.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar