Bahía Blanca sin agua: Aumenta la desesperación de los vecinos ante la falta de respuesta de ABSA

Como en todos los veranos, gran parte de la ciudad se queda sin agua. Con temperaturas altísimas y en medio de una pandemia, Kicillof salió con un fuerte anuncio, pero el problema es hoy y la desesperación es acuciante.

 

La situación para miles de vecinos en Bahía Blanca es desesperante. Con temperaturas que superan los 35 grados, y en medio de una pandemia en donde uno de los elementos de higiene más importante es el agua, los cortes y la falta de presión afectan a casi toda la ciudad, una irritante realidad que viven los bahienses cada verano, desde hace varios años.

La problemática rompe las grietas y hace trabajar tanto al gobierno municipal a cargo de Héctor Gay (Juntos por el Cambio) y el gobierno de la provincia, a manos de Axel Kicillof. Pero las soluciones no serían rápidas ni efectivas.

¿En qué coincide tanto oficialismo como oposición? En que el abandono de las obras y las promesas nunca cumplidas de viejas gestiones, hicieron que la situación ahora sea casi insostenible. En este marco, la empresa estatal ABSA se lleva todo el descargo de la gente.

Una vecina del barrio Tierras Argentinas, por tomar un ejemplo de los cientos y cientos de casos, asegura que allí viven más de 700 familias y desde hace más de un mes, no tienen “ni una sola gota de agua”.

“Sin una gota de agua” o “ni una gota” son las expresiones más leídas en las redes sociales, que desde hace unos días están empezando a desbordar y agitan un descontento generalizado. Para evitar que la mecha sea todavía más corta, el gobernador Axel Kicillof salió rápido con un anuncio.

De visita en Monte Hermoso, el gobernador creyó necesario enviar un poco de calma a la población vecina y prometió medidas de corto, mediano y largo plazo. "Cuando digo a corto plazo lo que digo es resolver algo que lleva entre 30 o 40 años que viene sucediéndose y particularmente en el gobierno anterior se habían hecho varias promesas que no solo no se cumplieron ni remotamente, sino que había un préstamo que estaba destinado a la problemática del agua y que se habría cambiado el destino y aún no sabemos por qué", mencionó Kicillof, que sin tomarse demasiado en la “herencia recibida”, criticó a la exgobernadora, María Eugenia Vidal.

Al mismo tiempo, dijo que "enterado de esta situación, lo primero que hicimos fue recuperar el crédito de 130 millones de dólares, porque las obras vinculadas al agua son estructurales y muy caras y ya se están elaborando los proyectos por aproximadamente 162 millones de dólares. No obstante, es algo que no tendrá un efecto inmediato".

Hasta ahora, el gobierno de la Provincia viene duplicando las cuadrillas de camiones cisternas y en el marco de ese anuncio de obras, estudian que para 2021 y 2022 se avanzará en un nuevo acueducto hasta Punta Alta, así como reparar los 13 kilómetros del acueducto que viene del Dique Paso de las Piedras y realizar una planta potabilizadora nueva en Sauce Chico para Médanos.

"Para el 2023/24 buscaremos recuperar la planta de rehuso y avanzar con el proyecto en el acueducto desde el Río Negro. Para esto necesitábamos los recursos que el gobierno anterior había tirado a la marchanta. Los proyectos están y mi respuesta a Bahía es que no se puede resolver inmediatamente pero ahora sí está el compromiso de solucionar esta situación", apuntó Kicillof. (CAFEXMEDIO e Infocielo)