Jue02252021

ActualizadoMié, 24 Feb 2021 11pm

Desde la Curia bahiense se expresó que "el 80% de las mujeres que mueren en Argentina no tiene que ver con el aborto"

Así lo confirmó Jorge Wagner, Arzobispo Auxiliar de Bahía Blanca, al referirse a la reciente aprobación de la ley de "interrupción Voluntaria del Embarazo" y la mirada de la Iglesia Católica ante el tema. "La Iglesia no va a cambiar lo que es la posición respecto de la vida porque lo acepta como un derecho principal, primordial, que es el derecho a la vida y del cual se fundamentan todos los derechos", indicó a CAFEXMEDIO.

"Por un lado, veíamos que era difícil poder enfrentar esto porque nosotros no estábamos tan preparados. Estábamos en condiciones más desfavorables porque el lobby era mucho más fuerte y, además, nuestra gente no está acostumbrada a hacer este tipo de presentaciones, de luchas, costó mucho para los mismos equipos que tenían nuestra gente, eso costó y sabíamos que esto podía pasar, de que se iba a aprobar la ley", sostuvo Wagner.

El Obispo Auxiliar de nuestra ciudad aseguró que "fue también para nosotros una experiencia valiosa, por un lado, porque nos ha ayudado a unirnos, entre otras confesiones y también otras entidades, gente de buena voluntad que está a favor de la vida y se aunaron esfuerzos y se sigue trabajando".

"Por otro lado, nos ha incentivado también a hacer trabajo e ir buscando caminos para poder acompañar a las mujeres que están en una situación vulnerable y han comenzado ya hace algunos años algunos proyectos de acompañamiento, por ejemplo, lo que está haciendo Grávida, que es el acompañamiento a mujeres embarazadas, en situaciones de riesgo, vulnerables, un trabajo muy interesante. También algún otro tipo de acompañamiento, digamos, lo que sería post aborto", remarcó.

El párroco nacido en Guaminí opinó que "hoy hay un cambio cultural que hay que también saber leer, tal vez nuestra gente tampoco estaba del todo preparada como para hacer una defensa, dar una razón de aquello que son los principios que nosotros aceptamos, sobre todo, desde un lado más racional porque esta fue la presentación que los católicos, sobre todo, quisimos hacer, no es un tema religioso sino es pre-religioso”.

LA IGLESIA HACE DOS AÑOS TOMÓ UNA POSTURA MUCHO MÁS DECIDIDA Y EN ESTA OCASIÓN NO HA HABIDO UNA PRESENCIA IMPORTANTE. ¿ESTO TIENE QUE VER CON ALGUNA ACTITUD DEL PROPIO PAPA FRANCISCO?

“No, porque, al contrario, el Papa Francisco ha sido siempre muy fuerte en que la defensa de la vida es algo que hay que llevar adelante con pasión, con decisión y siempre alentó desde ese lugar. Ha tenido expresiones muy fuertes en su magisterio, continuamente, en estos últimos días también, hubo algunos mensajes, algunas cartas”.

Wagner mencionó que "yo he estado reunido con los equipos, lo que nosotros llamamos la Pastoral de la Vida, que para ellos le significaba este estar constantemente en una lucha, en una especie de pelea que nosotros no bogamos por eso".

"Por eso también nos duele mucho el tema de la división que se fue creando entre verdes y azules porque esa división de nuestro pueblo no no nos hace bien", añadió.

Además, expresó que "de distintos ámbitos se ha ido ganando mucho en los espacios de la Iglesia en una formación también de la gente que tenemos, en una formación más a conciencia, más profunda, de ir abordándolo desde el tema científico".

"Yo creo que queda mucho para adelante. Nosotros no perdemos la esperanza, en este sentido, de seguir trabajando en distintos frentes, acompañando la situación de las mujeres que están en condiciones vulnerables, en caso de embarazo", agregó.

"Hay estadísticas donde el 80% de las mujeres que mueren en Argentina no tiene que ver con el aborto sino con otras condiciones de carencia de cuidado de salud, alimentaria, de higiene. Eso es también un tema que nos preocupa, ojalá que también eso se mire como un tema de salud pública porque estamos de acuerdo que la salud pública es importante pero que no está restringido solo a ese tema porque hay muchos otros ámbitos que necesitan de atención”, subrayó.

DARÍA LA SENSACIÓN QUE LA IGLESIA DEBE IR ACOMODÁNDOSE A LOS NUEVOS TIEMPOS, ALGO USTED DIJO DE ESTO. NO SÉ SI LOS NUEVOS TIEMPOS SIGNIFICA ESTA SITUACIÓN DE REPLANTEARSE SOBRE EL TEMA DEL ABORTO PERO SÍ ACOMODARSE A LOS NUEVOS TIEMPOS PORQUE, INDUDABLEMENTE, EN EL MISMO MOMENTO QUE LA IGLESIA MODIFICÓ EL PADRE NUESTRO HA TENIDO QUE AJUSTARSE A ASPECTOS CULTURALES DIFERENTES PORQUE HAN CAMBIADO HASTA LA TERMINOLOGÍA DE LO QUE SE EXPRESABA ALLÍ.

“No va a cambiar lo que es la posición respecto de la vida porque lo acepta como un derecho principal, primordial, que es el derecho a la vida y del cual se fundamentan todos los derechos. En eso la Iglesia no va a cambiar a lo largo de los siglos, de hecho, lo ha ido fortaleciendo también a través de lo científico, porque hoy tenemos muchos más elementos científicos que son de la tecnología, todo lo que es la biología, la genética, la embriología, todo eso nos da muchísimos más elementos, la misma Academia Nacional de Medicina dice que el niño por nacer científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comenzó en el momento de la concepción".

Wagner reiteró que "la posición no va a cambiar pero sí el trabajo que tenemos que hacer".

"Nosotros esto también nos plantea, no es solo una ley, porque podríamos decir, bueno, la ley no sale, pero con eso no solucionamos el tema tampoco porque hay que trabajar con todos estos casos. La realidad está, hay problemas muy serios en la salud pública y hay que trabajar. La Iglesia está haciendo lo que puede con muchos frentes, no tenemos toda la capacidad para poder ayudar pero tenemos experiencias que son muy buenas", manifestó.

"Realmente uno charlando con los equipos que tenemos como le decía antes de Grávida y otros equipos que van trabajando aquí en lo que es nuestra diócesis, en los distintos municipios de nuestra diócesis, son experiencias realmente muy buenas. Se puede hacer mucho con muy poco recurso, es, sobre todo, acompañamiento y la gente queda agradecidísima y descubre lo que es la belleza de la vida", dijo.

ESTE AÑO HA SIDO MUY PARTICULAR PARA TODO EL MUNDO Y PARA LA IGLESIA POR EL TEMA DEL ACOMPAÑAMIENTO QUE MUCHA GENTE SIENTE AL INGRESAR A UNA IGLESIA NORMALMENTE. ¿CÓMO LO VIVIERON? ¿CÓMO SE ADAPTARON A ESTO DE LAS MISAS VIRTUALES?

“Lo que para nosotros fue una realidad difícil, para todos fue difícil, también nos ha aportado del otro lado algo positivo. Fue difícil para los ancianos, especialmente, para los enfermos que tuvieron que estar solos, aquellos que perdieron seres queridos, que no los pudieron acompañar, gente que ha perdido el trabajo, que tienen dificultades, las exigencias que ha vivido todo el servicio de la salud, pero, por otro lado, ¿qué descubrimos?, los valores de la presencia, la importancia de la familia, de los amigos, el tema de la solidaridad, el aprender, mucha gente incluso grande el aprender a usar las redes, trabajar en redes, coordinar las distintas actividades".

Para finalizar, comentó que "la Iglesia también se sumó a esto y vivió esta misma realidad porque se usaron más las redes, hay mucha creatividad en esto, las celebraciones virtuales, los encuentros por Zoom y eso nos permitió incluso llegar a gente que antes no llegábamos".

"La diócesis es muy extensa, abarca 17 municipios y cuesta poder relacionar, por ejemplo, Carmen de Patagones con Daireaux y las redes nos han permitido poder tener encuentros virtuales que, por supuesto, no son lo mismo que lo presencial. Además, la solidaridad, los templos se cerraron pero la Iglesia salió al encuentro sobre todo con los jóvenes para la ayuda. Acá en Bahía ha sido muy importante, incluso la coordinación con la Mesa de Crisis, con otras entidades, no solo religiosas, eso ha sido muy positivo. Y este aprendizaje, tuvimos que aprender, y eso es bueno. Fue un tiempo también de mucha creatividad”, sentenció.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar