Mar01212020

ActualizadoMar, 21 Ene 2020 2am

Según el CREEBBA, la inflación de 2019 en Bahía Blanca fue de 55,7 %

En diciembre, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) CREEBBA verificó una leve desaceleración en el ritmo de crecimiento de precios minoristas al aumentar un 4,3% en relación al mes anterior.

 

Con este resultado, la inflación acumulada del año 2019 en la ciudad evidencia un nuevo y preocupante récord en la serie histórica del CREEBBA al haber registrado un significativo incremento general del 55,7%, siendo el presente el mayor valor relevado por el CREEBBA desde que comenzó sus mediciones de precios en 1996.

Durante el mes de diciembre último en Bahía Blanca, el mayor aumento a nivel capítulos tuvo lugar en Bienes y servicios varios, con un alza del 6,1%. El mismo respondió a incrementos del 9,4% en artículos de tocador descartables, 7,8% en artículos de tocador para la higiene y el cuidado personal, 4% en cigarrillos y 1,9% en servicios para el cuidado personal.

Transporte y comunicaciones se ubicó en segundo término con una suba del 5,3% influenciada por aumentos del 10,2% en transporte público de pasajeros con la entrada en vigencia de las nuevas tarifas para taxis y remises en la ciudad que comenzó a regir sobre la tercer semana del mes previo, 5,2% en vehículos de transporte personal, 4,5% en funcionamiento y mantenimiento de los vehículos y 2,1% en comunicaciones.

Salud se posicionó en tercer lugar con un incremento del 5,1% debido a alzas del 12,2% en aranceles de medicina prepaga y servicios de medicina auxiliar, 3,4% en elementos para primeros auxilios y 2,9% en medicamentos.

Alimentos y Bebidas, el capítulo de mayor ponderación, fue el restante de los capítulos que finalizaron el mes por encima de la inflación general. Las alzas más destacadas tuvieron lugar en frutas frescas (14,6%), azúcar, dulces y cacao (7,5%), carnes (7,1%), bebidas sin alcohol (6,6%), infusiones (5,5%), condimentos (4,3%), bebidas alcohólicas (4,1%), cereales y sus derivados (4,1%), alimentos semipreparados (3,7%), alimentos preparados y listos para consumir (2,8%), leche, productos lácteos y huevos (2,5%), alimentos consumidos fuera del hogar (1,9%) y aceites y grasas (1,7%).

El resto de los capítulos también se ubicaron por debajo de la inflación general del mes del 4,3%.

Pese al reciente congelamiento de tarifas de servicios básico, nuevos aumento y arrastres del mes de noviembre posicionan a bienes y servicios Regulados como la categoría de mayor crecimiento (5,7%). Sobresalen aumentos en prepagas, transporte de corta distancia y combustibles (12%, 10% y 8% respectivamente). En segundo lugar, se ubica la categoría Núcleo que aumentó 4,0, disminuyendo 0,8 p.p. respeto a la medición de noviembre. Finalizado el 2019, la categoría núcleo acumula 56,5% de inflación. Por último, la categoría Estacionales exhibió la menor variación (2,6%), causada por aumentos en frutas frescas del 14%.

Con respecto a los precios de la canasta de veinte variedades básicas de alimentos en la ciudad (cuadro 5), los ítems que más subieron fueron la carne vacuna (10,9%), el azúcar (10,6%), el café (10,3%), la manzana (9,2%), el aceite de maíz (6,7%), el té en saquitos (5,8%), la harina de maíz (5,3%), el agua mineral (3,8%), el pan (3,8%) y la papa (3,8%). En tanto las únicas bajas se presentaron en el tomate (-20,3%), la leche fresca (-5,5%), la naranja (-1,7%) y la leche en polvo (-1%).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar