Lun11192018

ActualizadoLun, 19 Nov 2018 1am

Araca, la barra! El rioba está triste...muriò Eduardo Giorlandini

Él hubiera apreciado este título. Luego de padecer una larga enfermedad y haber atravesado el doloroso trance de la pérdida de su hijo Pablo en un episodio que mantuvo en vilo a los mùsicos locales, a los 80 años se entregò al descanso definitivo. 

Nacido en Bahía Blanca el 25 de noviembre de 1935, fue abogado laboralista, escritor, historiador, profesor universitario, periodista, conferencista y miembro de la Academia Porteña del Lunfardo.

Es el referente más alto bahiense en lo que a materia de lunfardo implique. Y en los últimos años, según sus propias palabras, abocado al análisis y crítica de las letras de tango.
 
Escribió muchos libros con temas referidos a su profesión, con especial atención al derecho del trabajo, a la educación laboral, a la economía y leyes del trabajo, al Mercosur, a la empresa cooperativa, entre otros.

Asimismo es muy interesante su obra sobre historia y política, por ejemplo: Parágrafos sobre la cuestión social, El Frontón, El pensamiento fundamental de Ricardo Lavalle, Movimiento de Reforma Universitaria de 1918, Perfil del Desarrollo Argentino, Ricardo Balbín, el Radicalismo y la República y Luis León, el Movimiento de Afirmación Yrigoyenista y la Unión Cívica Radical.

Su amistad con Edmundo Rivero lo llevó a la cumbre autoral con una de las páginas más reconocidas en el género del tango lunfardo: “Aguja brava”, grabado en 1967.

Otros temas suyos son: “La pucha que lo tiró”, “Por seguidor y compadre”, “La niña morena”, “Por una esperanza”, “Villa Mitre” -con mùsica del recordado Hugo Marossi-, “Amigo son tus soles”, “Hermano sur”, “Navidad”, “Gorrión”, “Broncha debute” y “Me queda el tango”. También, es autor de la milonga “Numerero”, registrada por el conjunto La Puñalada con la voz de Germán Arens.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar