Dom07232017

ActualizadoDom, 23 Jul 2017 11pm

El Gobierno negó la posibilidad, siquiera, de pensar en cortes preventivos pero en Bahía EDES lo hizo

La prestadora EDES implementa interrupciones programadas de hasta tres horas para evitar que la red se sature en nuestra ciudad. La posibilidad de aplicar esa medida fue mencionada por Capitanich, quien luego aclaró que fue una equivocación

 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reconoció ayer que una alternativa para hacer frente a los cada vez más habituales cortes de luz sería implementar interrupciones programadas, como se hizo durante la gestión de Raúl Alfonsín. Hoy volvió sobre sus pasos. "Fue una expresión incorrecta", dijo.

En el medio, quien negó la posibilidad fue el titular de Planificación, Julio de Vido. El ministro rechazó ayer la comparación con lo que ocurría a fines de la década de 1980 y habló de cortes preventivos, que tienen por fin hacer tareas de mantenimiento.

"Esta situación no tiene nada que ver con los cortes programados por falta de generación y demanda decreciente, como ocurrió en nuestro país en la década del 80, sino con la preservación y reparación de la infraestructura del sistema de distribución eléctrica en los menores plazos posibles", precisó.

Preventivos o programados, lo cierto es que la opción que el Gobierno buscó echar por tierra ya rige en el sur de la provincia de Buenos Aires. EDES (Empresa Distribuidora de Energía Sur) comenzó a implementarla en los últimos días, cuando la ola de calor afectó el sistema y dejó sin luz a numerosos usuarios. La empresa opera en el sudoeste bonaerense y, según consta en su sitio, tiene 169.636 clientes en un radio de acción de 76.500 kilómetros cuadrados.

"No son cortes programados, sino preventivos, de metodología rotativos", explicó a Infobae la vocera de la empresa, Laura Domínguez Guerri. Al explicar la diferencia, dijo: "El programado recibe la tarea de mejora de la red, mientras que los preventivos son interrupciones en el marco de la ola de calor".

Domínguez Guerri explicó que "lo que se busca es disminuir la frecuencia de las interrupciones y garantizar que no sean mayores de tres horas". Son acciones en base al plan de contingencia, que también incluye la instalación de grupos electrógenos en algunos de los 25 barrios de Bahía Blanca que estuvieron afectados días atrás, algunos de ellos durante 48 horas.  

La vocera dijo que no existe una temperatura que funcione como límite para que se active este plan.  "Se evalúa el nivel de carga de las instalaciones y el comportamiento, y en base a eso se determina", precisó. Por eso, señaló que el corte lo determina el consumo, que suele aumentar a la par del termómetro. 

Las interrupciones preventivas se dan por cuadrantes en las ciudades donde presta el servicio y se comunican al menos 18 horas antes "para que los clientes puedan readecuar sus rutinas". Además de la publicación en el sitio web de la compañía, la información es divulgada en medios de comunicación de cada zona.

En tanto, Domínguez Guerri dijo que la empresa no recibió hasta ahora comunicación alguna del gobierno nacional, que hoy, a través de Capitanich, pidió a las prestatarias Edesur y Edenor que "se hagan cargo" de sus responsabilidades, y advirtió que el Estado podría tomar el control del servicio si éste no puede garantizarse.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar