Jue11262020

ActualizadoMié, 25 Nov 2020 6pm

Por una ley de Feliú, el OCABA podrá suspender aumentos si el servicio no se presta como corresponde

El senado provincial aprobó un proyecto del legislador bahiense que, entre otras consecuencias, tendrá injerencia directa en Bahía Blanca para mejorar las prestaciones de ABSA, dotando de más derechos a los usuarios.

 

El Organismo de Control de Aguas de Buenos Aires (OCABA) pasó a tener, por ley, una serie de facultades que le permitirán velar por una mejor prestación del servicio e incluso, disminuir o anular aumentos de tarifas para el caso que se constate que las empresas no cumplen con sus usuarios.

Así quedó resuelto tras la aprobación por unanimidad por parte del Senado Provincial en su última sesión de un proyecto del diputado bahiense Marcelo Feliú que ya tenía media sanción.

“Especialmente en Bahía Blanca, a la hora de reclamar por los problemas en materia de suministro de agua y obras sanitarias, muchos sentimos que el organismo que tenía que cuidar nuestros derechos, suele parecer atado de pies y manos por una legislación insuficiente”, explicó el legislador.
Según recordó, durante la campaña electoral de 2013, la cuestión referida a la deficiente prestación de los servicios públicos, fue y es una de las más reclamadas por la población.

En ese sentido, asumió el compromiso de aportar algún marco legislativo que coadyuvara a paliar la situación.

“Esta ley viene a cumplir con la palabra empeñada, siempre poniendo en su justa dimensión aquello que está al alcance de quienes ocupamos una banca en una legislatura”, explicó.
Actual precandidato a la intendencia de su ciudad por el Frente para la Victoria, Feliú recordó la irritación que produjo en muchos bahienses que un servicio en muchos casos deficiente aumentara drásticamente sus tarifas, pese a la celebración de algunas audiencias públicas, que terminaron por no pasar de meras catarsis.

“Ahora está establecido que llamara a una audiencia pública no es más una opción o algo a lo que la empresa pueda acceder por su buena voluntad, sino una obligación y para el caso que el OCABA constate que el servicio no se está prestando como corresponde podrá disponer que un aumento sea menor o directamente hasta pueda suspenderse, si así se justifica”, agregó.

Finalmente, Feliú adelantó que otro proyecto de su autoría en similar sentido pero referido a las empresas eléctricas, también espera su aprobación en la Cámara Alta.

“El mismo criterio de lo que sucede con ABSA, también se aplica con EDES y eso los bahienses lo sabemos bien. Esperemos que si se aprueba como esperamos, el OCEBA pase a tener facultades similares a las del OCABA para velar por los derechos de los usuarios y que si un servicio no se presta como corresponde, al menos haya un resarcimiento económico para los damnificados: es indigno pagar por algo que no se recibe”, concluyó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar