Lun11232020

ActualizadoLun, 23 Nov 2020 2am

Mandará: "No sólo se nos agredió sino que después se nos prometió más violencia”

Esas fueron las palabras de Gustavo Mandará, edil del Frente para la Victoria 27 de Octubre, al referirse a la destitución del concejal Ricardo Pera por parte del Concejo Deliberante. "Uno siente que esto se manejó tan mal que no quedó más remedio que proceder a la destitución", indicó.

 

“La verdad que para todos los que intervinimos nunca hubiéramos deseado estar en una situación así pero lamentablemente nos tocó y se tomó la decisión que se creyó correcta y si esto que es tan desagradable para nosotros tiene que servir de algo aunque sea que sirva de enseñanza", sostuvo Mandará a CAFEXMEDIO.

Hay que recordar que ayer, el Concejo Deliberante, en una Sesión Especial que se prolongó por más de nueve horas, con los dos tercios de sus representantes, destituyó al concejal del Frente Renovador, Ricardo Pera, al considerarlo responsable de una serie de agresiones físicas.

“Ante una situación no deseada y en este caso una situación de violencia en la que se sometió a toda una sociedad a siete meses larguísimos de deliberaciones y en el caso del implicado, lejos de lo que es deseable por nuestra parte, un pedido de disculpas, un arrepentimiento, un propósito de enmienda, siempre hubo, en cambio, una intención de redoblar la apuesta, no solo se nos agredió sino que después se nos prometió más violencia”, expresó.

La resolución fue tomada por el Cuerpo en Sesión Especial, luego de aprobar por mayoría, en lo general y de manera nominal (16 votos afirmativos contra 7 votos negativos) el despacho por el que se dispuso aplicarle al concejal Ricardo Javier Pera la sanción de destitución prevista en el art. 254 inciso 3) de la Ley Orgánica de las Municipalidades.

Asimismo, se desestimó, en primer término, la recusación pretendida contra los concejales Gustavo Mandará, Manuel Mendoza, Sergio Massarella, Raúl Woscoff, Nicolás Vitalini, Raúl Ayude, Elisa Quartucci, Soledad Espina y Ramiro Villalba.

“Todos hubiéramos deseado, por ejemplo, que desde el mismo oficialismo se hubiera abordado el problema, el hecho de reconocer que una situación se está reiterando gravemente y de proponer de qué manera se podría abordar el problema para que no vuelva a ocurrir, lo cual nunca sucedió. Uno siente que esto se manejó tan mal que no quedó más remedio que proceder a la destitución. Me parece que el Concejo Deliberante ayer tomó una postura clara y decidida en relación a la violencia”, remarcó.

“Hace una semana había estado el Jefe de Gabinete del Intendente sentado en la banca 25 para darle su apoyo a Pera. Cuando fueron a pedir la banca 25 fue para pedir que nosotros reviéramos la posibilidad de que la sesión se hiciera a puertas cerradas lo cual, lamentablemente, se tuvo que hacer y en esa banca 25 la actitud fue la de no hacerse responsables de lo que pudiera pasar si llegábamos a sancionar a Pera, o sea que nunca se reconoció esa violencia, nunca hubo ningún pedido de disculpas sino todo lo contrario, la insinuación de más violencia”, finalizó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar