Sáb01232021

ActualizadoDom, 24 Ene 2021 1am

Los bahienses que viajan en un avión de 1946 llegaron a México en camino hacia un festival en EEUU

Samuel Volpin, de 56 años, y Nicolás Cambiagno, de 21, quienes partieron el 10 de junio desde nuestra ciudad a bordo de un Cessna 140 fabricado en ese año, viajan con destino a Wisconsin, para participar del festival internacional de aviación más grande del mundo.

 


Los pilotos que viajan en el "Canario Amarillo" -como se denomina el Cessna 140 biplaza de 1946, realizaron escalas en Panamá y El Salvador, para llegar a México, donde ya se encuentran en Monterrey.

Al respecto Volpin y Cambiagno describieron tras salir del aeropuerto de la ciudad de Panamá que "antes de mover al Canario del lugar donde descansó junto a sus hermanos mucho más robustos y nuevos, como ya es rutina Nico se dedica a instalarle las cámaras y toda la tecnología que usamos para navegar, yo hago el chequeo, nivel de aceite, drenaje de los tanques, limpieza de parabrisas y chequeo todas sus partes móviles y demás".

"Mucho calor y poco viento, rodamos a la cabecera 36, la negra pista toda por delante, ¡no le regalamos ni un metro!, rodamos hasta el ultimo centímetro de asfalto para no desperdiciar nada, la gran montaña verde allí al fondo de la pista parece agrandarse, la pista parece acortarse pero aquí estamos otra vez los tres juntos para enfrentar el desafío", expresaron.

También describieron que "el canal de Panamá pasa lento debajo de las alas de Canario, muy lindo ver los barcos en ese estrecho canal, las compuertas y represas ideadas por el hombre para ahorrar tantos kilómetros de navegación".

"A medida que nuestro vuelo avanza es notorio la cantidad de gente que ya sabe de lo nuestro, los controladores aéreos que por cierto aquí, en centroamérica, son muchos antes de abandonar la frecuencia, nos desean buenos vuelos y adelante con nuestra loca aventura", expresaron a través de su cuenta en Facebook Uniendo Las Américas, donde ya cuentan con más de 5.500 seguidores de distintas ciudades del continente americano.

Para llegar al festival de Oshkosh -que se realizará del 20 al 26 de julio próximo- los pilotos debieron armar un riguroso plan de vuelo debido a que cada cinco horas necesitarán aterrizar para recargar combustible y, así, poder continuar con el vuelo.

Desde Bahía Blanca hasta Estados Unidos la distancia es de más de 14.000 kilómetros, situación que motivó que los pilotos debieran diagramar y coordinar durante un tiempo la cantidad de aeropuertos y aeródromos para hacer los respectivos descansos del aparato.

A bordo del "Canario amarillo" llevan una carpa, mochila y muda de ropa, debido a que en algunos lugares deberán pernoctar en los aeropuertos o en algún otro lugar donde albergarse.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar