Lun01182021

ActualizadoLun, 18 Ene 2021 1am

Por iniciativa de Feliú, ahora la Defensoría del Pueblo podrá citar a ABSA

La Cámara Baja Provincial dio media sanción por unanimidad a otro proyecto del diputado bahiense que otorga mayores potestades a un organismo dedicado a la defensa de derechos. Ahora todos los organismos públicos o privados prestadores de servicios públicos que funcionan en el ámbito bonaerense están obligados a comparecer ante una citación del organismo.

 

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó en su sesión de hoy por unanimidad una modificación a la legislación que regula el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo de la Provincia y le otorga a este instituto mayores e importantes facultades que le permitirían cumplir su cometido con mucha más efectividad.

La iniciativa, que, de esta manera, obtuvo la media sanción, tiene autoría del legislador bahiense Marcelo Feliú.

“Los resultados de la Defensoría han superado las mejores previsiones. Con perfil muy bajo, este organismo ya ha sumado miles de gestiones satisfactorias a la hora de resolver cuestiones de la vida cotidiana de los habitantes bonaerenses. Estamos seguros que en caso de obtener la sanción plena para esta modificación estos resultados se multiplicarán en modo geométrico”, señaló Feliú.

De acuerdo a lo dispuesto ayer por los diputados provinciales, entre las nuevas atribuciones para la Defensoría se incluye la obligatoriedad de que aquellos organismos públicos o privados prestadores de servicios públicos que funcionan en el ámbito bonaerense comparezcan ante una citación del organismo.

“Hasta aquí, ante una convocatoria para abordar un asunto determinado, queda librado a la buena predisposición de la institución convocada, acudir o no al encuentro. Si logramos que esta norma de reforme, supongamos una prestataria de un servicio público, como puede ser el caso de EDES o ABSA, por poner dos ejemplos conocidos para los bahienses, requerida para responder por determinado inconveniente deberá asistir sí o sí a brindar las respuestas del caso”, explicó.

Según Feliú, si bien la Defensoría del Pueblo no tiene potestad para imponer sanciones, el sólo hecho de que pase a ser prácticamente una carga legal responder ante sus requerimientos, incremente la posibilidad de resolución de conflictos.

“Hasta aquí, muchas veces todo dependía de la capacidad del Defensor o de sus representantes en las distintas Casas de Derechos que funcionan en todo el territorio provincial para persuadir y lograr acercar posiciones en innumerable cantidad de situaciones. Esta modificación sin dudas redundará aún en más agilidad, porque muchos casos que se plantean, muchas veces no resisten un encuentro cara a cara entre aquel que incumple y un damnificado por ese incumplimiento”, destacó.

“Esta es una norma más que pretende cumplir con aquella palabra empeñada, cuando señalábamos la necesidad de dotar de mayores competencias para la defensa de los derechos de los ciudadanos. Si bien ya hay casos en los que la intervención de la representación de la Defensoría ha intervenido con buenos resultados para lograr que se respete el derecho de los usuarios, esta nueva atribución sería de enorme ayuda”, se esperanzó.

Comentarios  

 
0 #1 lamentablesacristan 02-07-2015 07:49
Otro proyecto que no cambia nada. Todo chachara
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar