Vie12062019

ActualizadoVie, 06 Dic 2019 12pm

"El país está como dormido, sin ganas ni posibilidades de seguir produciendo"

Esas fueron las palabras del dirigente agropecuario Jorge Grimberg, al referirse a la mención que recibirá esta tard ela presidenta en Italia por "la lucha del país contra la malnutrición". "La Argentina está detenida en su capacidad productora de alimentos y podría producir mucho más", afirmó.

 

La FAO premia a Argentina por cumplir el primer Objetivo de Milenio, que tiene como meta la reducción del hambre a la mitad. La Argentina está en el lugar máximo con otros países no es que sólo redujo a la mitad la desnutrición, sino que mantuvo durante 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5 por ciento", explicó Claudio Rozencwaig -embajador argentino ante la oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura- sobre la distinción que recibirá en el día de hoy la Presidenta en la capital italiana, por "la lucha del país contra la malnutrición".

Consultado al respecto, el dirigente agropecuario local Jorge Grimberg dialogó con "CAFEXMEDIO". Dijo que "la Argentina está detenida en su capacidad productora de alimentos. Argentina podría producir muchísimo más y para eso tendríamos que tener las reglas claras pero este gobierno no las determina. Esta distinción es un premio político más. El país está como dormido, sin ganas ni posibilidades de seguir produciendo. Un premio sería si Argentina en realidad se pone en marcha y produce los alimentos para toda la cantidad de millones de habitantes que tiene".

"Argentina está capacitada para producir alimentos para 600 millones de personas pero en el país se cerraron las exportaciones de alimentos al mundo y se encarecieron productos en la mesa de los argentinos como el pan y la leche, entre 8 y 10 veces más en los últimos 7 años. Esa es la realidad. El último comunicado que han recibido los tamberos dice que aparte de prorrogar los plazos de cobro-que estaban entre los 60 o 70 días-, ahora se suma la posibilidad de que les compren la leche en forma cuantificada", expresó Grimberg.

El productor local afirmó que "cada vez hay menos tambos, cada vez hay menos producción y ahora encima por la baja del precio internacional de la leche en polvo, quieren bajarle el valor en la tranquer".

"Hoy el consumo interno de la leche a nivel de producción es del 85 % y el resto es de la exportación. Fijate cómo se está manejando la producción de alimentos. Cuando la leche en polvo llegó a valer un precio record de 5.500 dólares, estuvo cerrada la exportación de leche", enfatizó.

Para finalizar, habló sobre la realidad de la agricultura a nivel nacional y aseguró que "la misma no es rentable en ninguna de las actividades".

"Si no tenés una buena cosecha de soja, hoy los números son negativos. Traer un trigo desde 260 kilómetros a Bahía Blanca te cuesta casi el 30 % del valor del trigo y eso nunca ocurrió. Te cuesta casi 300 pesos un flete y los fleteros dicen que no ganan plata y están mal también. Históricamente la proporción era del 10 %, hoy es el 30%. Es imposible producir con esas proporciones. Indudablemente los costos de producción son tan altos que directamente no hay rentabilidad. Todo aquel que puede ajustar los precios, lo hace. Los únicos que no podemos ajustar somos nosotros, los productores, porque no somos formadores de precios", sentenció.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar