Lun01182021

ActualizadoLun, 18 Ene 2021 1am

Mónica Farro y su relación con Juan Suris: "El sexo en la cárcel se disfruta poco"

La vedette habló con Infobae sobre las dificultades de mantener la relación con su novio preso. Habló también de la violencia de género de que fue víctima, de la maternidad y aseguró: “Desde que llegué al país, salvo Juan, ninguno pudo la primera vez”

 

-¿Cómo es un noviazgo con tu pareja presa y lejos (N de R: Juan Suris)?

Raro, yo no soy de los amores a distancia. Nunca estuve de acuerdo, pero a veces no es necesario tener una persona las 24 horas al lado para que te haga feliz. Él me hace más feliz que los pocos hombres que tuve en mi vida, estando donde está.

-¿Creés que es inocente?

Sí, totalmente. No creo, sé que es inocente.

-¿Hablas todos los días por teléfono?


Sí, muchas veces por día.

-¿Él puede hablar todo lo que quiera?

Siempre y cuando tenga una tarjeta de teléfono y el público esté libre. Aunque digan que sí, no tiene celular.

-¿Está en las mismas condiciones que el resto de los presos?

Sí. Ni él tiene privilegios, porque no los quiere, ni los quiso nunca; ni yo los tuve, porque tampoco los quiero.

-¿Está en una celda igual a la de los demás?

-Él está en un pabellón evangélico, vive con 70 presos y está muy tranquilo ahí. Tienen muchas reglas que cumplir, no se puede fumar, tienen un televisor para todos, no tienen celulares... Si no, no me estaría quejando de que voy todas las semanas y tengo que poner $500 para las tarjetas telefónicas. A veces no lo dejan salir a cancha, que es salir a un patio, porque dicen que va a venir un helicóptero y se lo va a llevar. Fue tan mediática la situación que a él lo perjudicó, con él tienen más cuidado en todo.

"EN UN MOMENTO PARECÍA QUE YO ERA LA MUJER DE ESCOBAR"

-¿A vos te perjudicó?

Siento que no, seguí trabajando de la misma forma. Sí fui muy criticada y la gente me quería ver presa porque en un momento parecía que yo era la mujer de Escobar. Yo sé que es inocente. Si supiera que él es culpable no estaría ni dos segundos al lado de él. No estoy por la plata, ni porque él es empresario, ni porque me encanta sexualmente. Estoy porque lo amo.

-Estás yendo una vez por mes ¿Te quedas tres días y podés verlo todos?

Sí y me quedo todo el día.

-Explicaste que al momento de tener relaciones sexuales en la cárcel ya no se lo llama "visita higiénica".

"Encuentros". Queda más lindo.

"LA AUTOSATISFACCIÓN ES MUY IMPORTANTE PARA MÍ, EN ESTE MOMENTO"

-¿Cuántos "encuentros" por mes le permiten?

Dos o tres. Hay que pedirlo con un mes de anticipación. Igual es por dos horas. Tratamos de poder tener uno o dos "encuentros" cuando voy.

-Los "encuentros", ¿se disfrutan?

Poco. Es como decir: "Bueno, lo hacemos porque es necesario para el cuerpo". Más se disfruta estar abrazados, en soledad, y que no te estén mirando trescientas personas como estás besando a tu pareja, de la mano, acariciándolo o mirándolo. Tenés dos horas para hacer todo lo que no hacés en un mes. Querés tomar mate, acariciarlo, darte una ducha con él, hacerle de todo...

-Vos siempre fuiste una mujer muy sexual ¿Te cuesta?

Sí. Estoy sorprendida de mí misma. La autosatisfacción es muy importante para mí, en este momento de mi vida. Pero entendí que yo a esta persona no la amo desde el sexo, que sí me pasó con otras parejas. Es sólo desde el amor, desde el sentimiento y desde lo que siente el corazón.

-¿No lo engañaste nunca?

No, ni me interesa. No tengo ganas de mirar ni de que me mire otro hombre. Si mañana lo dejo, no sería por querer estar con otro tipo; lo dejaría porque ya no soporto más la situación.

"LOS PRESOS NO SE ME ACERCAN NI ME MIRAN A LOS OJOS"

-Y el resto del tiempo, fuera de los "encuentros" ¿dónde están?

En un lugar que es enorme, es como una peña donde hay mesas, mucha música y familias comiendo y tomando. Te cocinan, tomás mate, comés tortas fritas. Cada vez que voy, vuelvo con cinco kilos de más porque te hacen de todo. La visita es muy sagrada para el preso, hay que atenderla muy bien.

-¿No es una revolución que llegue una famosa?

Al principio sí, ahora ya no tanto. Los presos no se me acercan ni me miran a los ojos, a no ser que Juan me los presente. Las mujeres, las madres, las abuelas, siempre se acercaban a que les firme cosas, obviamente no se puede entrar con nada, ni con cámara de fotos.

-¿La revisación para entrar es muy complicada?

No, yo nunca me sentí invadida. Te sacas la ropa, no la ropa interior, y ellos tocan la ropa, no te tocan a vos, te vestís y salís.

-¿Cómo está la causa?

Ellos están procesados, no condenados. Estas semanas se presentan los pedidos de excarcelación. Está la posibilidad de que queden en libertad hasta el juicio, o que vean que ellos son sumamente peligrosos y deban seguir presos y esperar el proceso en la cárcel.

"IMAGINÁTE SI LE DAN DIEZ AÑOS, NI EN PEDO VOY A ESTAR AL LADO DE ÉL"

-¿Cuándo va a ser el juicio?

Me habían dicho que sería el segundo semestre del año. Este año, en algún momento, se tiene que resolver. Están pasando el proceso judicial que debería pasar cualquier preso, pero con ellos han sido demasiado duros porque no hay pruebas como para mantenerlos presos. Están presos por una causa mediática.

-Si las cosas no salen como esperás y llegara a ser condenado, ¿imaginás seguir al lado de él?

No. Lo hablamos mucho. Yo siempre digo, imagináte si le dan diez años, ni en pedo voy a estar al lado de él. Y él me dice: "Bueno, si salgo, yo tampoco voy a estar diez años al lado tuyo...". Como diciendo: "Capaz que salgo y no nos soportamos y a los tres días nos peleamos y decimos "basta". Uno nunca sabe.

-Para ustedes el juicio, más allá de que es determinante en su vida, es determinante para la pareja.

Yo soy consciente de lo que siento y de que si esto sigue muchos años más, lamentablemente voy a tener que sacarme el corazón, meterlo en una cajita, tirarlo al río y que me salga un corazón nuevo para otra persona. No puedo de un día para el otro tener 70 años y decir: "Bueno, mi vida se terminó". Yo quiero una familia, quiero otro hijo, quiero un hombre que esté al lado mío. Sigo porque sé que esto es una gran mentira y los están acusando de algo que no es.

-Si tu hijo comete un delito y vos lo sabés, ¿lo entregás o te callás?

-Hay que ver qué tipo de delito. ¿Un tipo de delito grave?

-Sí

Sí, lo entrego. Con todo el dolor del mundo, pero si es un violador, si es un asesino, si es un ladrón, yo no quiero vivir con esa persona. Creo que las cosas malas hay que pagarlas para después no hacerlas más.

-¿Cuántos años tiene tu hijo?

20. Está en Uruguay, vive con su papá.

-¿Lo extrañás?

Muchísimo. Cada día de mi vida.


-¿Y cómo es el vínculo? ¿Cada cuánto lo ves?

-Cuatro o cinco veces por año. A veces es un mes, a veces son diez días. Lo dejé a los 14... No es que lo dejé, me separé de su papá y vine a hacer mi futuro acá. Él eligió estar allá, eso no hace que yo lo haya dejado, simplemente que él no quiso estar acá conmigo por sus amistades y su vida. Todo el tiempo le digo: "Gordito, vení que te conseguimos trabajo y estudiás acá".

"SIENTO QUE EN ESTOS 7 AÑOS NO PUDE SER MADRE. POR ESO QUIZÁS EL ANHELO DE OTRO HIJO"

-¿Fue duro que él eligiera quedarse?

Sí, siento que en estos siete años no pude ser madre. Por eso quizás, ese anhelo de volver a tener otro hijo. Él sabe que todo el tiempo puede levantar el teléfono y me tiene. Tenemos una relación muy unida, aunque estemos lejos. Muchos me critican o me dicen: "Ay, sos mala madre porque dejaste a tu hijo". No, yo vine a hacer un futuro para mi hijo también acá y me siento feliz por eso.

-¿Te duelen esas críticas?

Obvio. Antes me dolían y me hacían llorar mucho, hoy me entran por un lado y me salen por el otro.

-¿Él alguna vez te cuestionó que hayas venido?

Jamás. Quizás no le gustó que me separara de su papá, teníamos un matrimonio de 17 años, yo perdí el amor, me enamoré de otra persona, crucé el charco y me quedé acá.

-¿Esa otra persona fue Jorge Luengo, el productor de Showmatch?

Sí. Mi ex pareja.

"YO TERMINÉ CON MUCHAS COSAS ROTAS, HUESOS, DIENTES, Y SIEMPRE TAPANDO MORETONES"

-¿Cómo se vivió en tu casa la violencia de género que denunciaste públicamente?

Mi hijo en ese momento venía más seguido y él fue víctima también de mucha violencia, de ver violencia hacia su mamá. Hace un año me dijo que me perdona por haberlo hecho vivir todas esas cosas, fue como una puñalada al corazón para mí. Nunca pensé que él lo podía vivir desde ese lugar. Es muy difícil hacerle entender a la persona que te critica y dice: "Si vos te quedabas, era porque te gustaba". Llega a ser una enfermedad tan grande que psicológicamente uno cree que es la única vida que puede vivir y para la que está destinado. Yo terminé con muchas cosas rotas: huesos, dientes, siempre tapando moretones y los ojos hinchados. De ser una mujer alegre y feliz pasé a ser una sumisa que miraba al piso, había bajado siete kilos y golpeada todo el tiempo.

-¿Cómo te animaste a contarlo?

Era algo que me lo iba a llevar a la tumba porque nunca tuve el valor de denunciarlo a nivel policial. Se hablaba tanto en la televisión y me cuestionaban tanto, que un día me saturé. No sé si estoy contenta con haberlo contado, te vienen con un montón de críticas y en vez de cuestionar al golpeador cuestionan a la víctima.

-¿Te perjudicó profesionalmente?

Sí, yo creo que sí. Desde el día que lo conté nunca más pisé esa productora.

-¿Nunca tuviste oportunidad de hablarlo con Marcelo Tinelli?

Hablé alguna vez con Marcelo. Siempre me dijo que yo nunca estuve, ni voy a estar prohibida en ese programa. Pero...

-¿Cómo viene el año profesionalmente?

Estoy evaluando propuestas. Me mandaron un libro para una película, tengo para una comedia musical también. La verdad que tengo un montón de cosas, pero obviamente, me tiene que servir la parte económica, que es la principal hoy para mí.

-¿La propuesta económica es lo principal?

Yo tengo a mi hijo que está en Uruguay y lo mantengo, a mis padres a quienes ayudo y me mantengo sola. Necesito que lo que vaya a ganar me cubra todos mis gastos y un poquito más.

-¿Juntaste mucha plata en tus años de carrera?

No, mucha plata no. Junté plata para vivir. Cuando llegué a Argentina, hace siete años, llenaba un carro de supermercado con $150, hoy es imposible, con eso comprás una leche, un pan y dos costillas. Lo único que tengo es un auto, después alquilo como todos. Nunca tuve un hombre atrás que me bancara.

"¿POR QUÉ NUNCA PUEDEN LA PRIMERA VEZ?"

-Cambiando de tema ¿Qué es lo que más te han halagado en la intimidad?

El rico olor de la piel y que soy muy dominante, eso a los hombres les gusta.

-¿Qué no le perdonas a un hombre sexualmente?

Que no me dé placer. Soy muy egoísta en ese sentido.

-¿Hay una segunda chance si la primera vez no fue buena?

Desde mi primera pareja en Argentina, nunca fue buena la primera vez, ninguno pudo. Siempre tuvo que haber una segunda oportunidad. Algunos siguieron viaje porque "chau, chau, adiós". ¿Por qué nunca pueden la primera vez? No sé si es porque yo hablo mucho del tamaño o algunos me dicen: "No, sos avasallante"... Qué sé yo. Juan fue el único que pudo, fue como a la semana que nos conocimos. Él es muy seguro de sí mismo, pero el resto ninguno pudo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar