Vie12132019

ActualizadoJue, 12 Dic 2019 11am

"La aeronave se precipitó a tierra planeando, tratando de realizar un aterrizaje de emergencia"

Esas fueron las palabras de Carlos Millán, administrador del Aeropuerto bahiense e integrante de la Junta de Accidentes Áereos, al referirse a la muerte de dos personas en Bajo hondo, por la caída de una avioneta. "El Cessna 182 es como el Ford Falcon nuestro, es uno de los mejores aviones en esa categoría y altamente confiable", añadió.

 

La muerte de dos personas como consecuencia de la caída de una avioneta en la zona de Bajo Hondo sigue despertando incógnitas sobre los motivos que provocaron el accidente.

Vale recordar que la aeronave biplaza Cessna 182 de la empresa Aerotec Argentina -que construye el oleoducto que unirá a Puerto Rosales con la ciudad de La Plata- se precipitó pasadas las 15 en un campo ubicado en el límite entre Calderón y Las Oscuras, situado a la altura del kilómetro 640 de la ruta 3, luego de haber chocado contra el tendido de cables de alta tensión.

Después de caer, la avioneta -que estaba cargada de combustible- explotó y sus dos ocupantes muerieron. Una fuente oficial manifestó que la aeronave era piloteada por Gastón Magallanes, acompañado por el copiloto Fabián Acieff, ambos oriundos de la provincia de Mendoza y de entre 40 y 50 años de edad.

Las actuaciones sumariales fueron caratuladas como “averiguación causal de accidente”, dándose intervención a la Ayudantía Fiscal de Coronel Rosales y el Juzgado de Garantías Nº 1, a cargo de la doctora Gilda Carmen Stemphelet.

Al respecto, el administrador del Aeropuerto bahiense, Carlos Millán, confirmó en "CAFEXMEDIO" que la aeronave venía realizando una tarea de inspección de un oleoducto desde Rincón de los Sauces.

"Gracias a Dios, son episodios que ocurren muy de vez en cuando en el tiempo. Esta aeronave era perteneciente a una empresa privada que hace los trabajos de verificación de oleoductos y gasoductos que vienen de la Cordillera para Capital Federal. Ellos habían realizado un tramo desde Rincón de los Sauces (Neuquén) hacia Bahía Blanca, hicieron una parada en nuestra ciudad, cargaron combustible y salieron para hacer el tramo desde Punta Alta hacia La Plata".

"Aparentemente deben haber tenido alguna falla mecánica o algo les debe haber pasado. La hipótesis más resonante es que la aeronave se precipitó a tierra planeando, tratando de realizar un aterrizaje de emergencia pero lamentablemente no observaron la presencia de los cables y quedaron enredados ahí", indicó Carlos Millán, quien integra la Junta de Accidentes Aéreos.

Asimismo, remarcó que “se trataba de una tarea habitual, un trabajo que se hacía a menudo”.

"Por lo general, esos aviones cuando tienen inconvenientes mecánicos lo que tratan de hacer es aterrizar en los campos. Son aviones muy livianos, preparados para este tipo de situaciones. Además son para aterrizaje precisamente sobre tierra y no sobre el asfalto. Tienen amortiguadores muy especiales que aguantan el traqueteo".

“Ahora la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil deberá determinar por qué volaban tan bajo puesto que habitualmente la altura que utilizan para ese trabajo es de 150 metros, muy por encima de las torres de alta tensión que tienen entre 15 y 18 metros. Los primeros indicios dan para presuponer que estaban descendiendo por algún desperfecto mecánico y que intentaron aterrizar en un campo sembrado pero no se percataron de la línea de alta tensión", sostuvo.

Agregó que "el Cessna 182 es como el Ford Falcon nuestro, es uno de los mejores aviones en esa categoría y altamente confiable".

Por último, remarcó que “no hubo comunicación del piloto con el aeropuerto” y que las autoridades se enteraron por el llamado de un automovilista que transitaba por la ruta y vio el accidente.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar