Mar10202020

ActualizadoLun, 19 Oct 2020 6pm

Vecinos e instituciones del Bajo Rondeau y Villa Caracol denunciaron "desidia y abandono"

"Frente a los acontecimientos vividos en estos días en relación al allanamiento y secuestro de caballos a los vecinos de la comunidad de Villa Caracol, nos vemos en la necesidad de manifestar nuestro sentir".

 

"Viendo la celeridad con la que se actuó frente a una denuncia de maltrato animal, el accionar eficiente del sistema judicial, una policía expeditiva y corporativa al servicio de ejecutar la decisión tomada y un municipio sin problemas de recursos para disponer de sus móviles y personal, entrando a barrios anegados, con calles intransitables, no nos queda duda que “cuando se quiere se puede”.

"Entonces nos preguntamos: por qué lleva años el reclamo de mejoras de las calles para que las familias puedan llegar, no al centro de la ciudad, sino a las escuelas y jardines que quedan a pocas cuadras de sus casas, calles que cuando llueve se convierten en imposibles de transitar, llenas de agua, barro y basura".

"Como puede ser que en sectores donde más se necesita la atención a la salud "humana", no se cuenta con una unidad sanitaria digna de ser visitada por la comunidad y usada por su personal que debió retirarse a otra sala médica por las condiciones de precariedad en la que se encontraban trabajando".

"Por qué los recursos que prontamente se ponen a disposición en algunas ocasiones, que solapadamente responden a intereses propios, no pueden ser puestos a disposición al momento de contar con un espacio físico para que funcionen los programas sociales municipales que se sostienen sólo gracias a la buena voluntad de los que allí trabajan, y sirven de soporte a una niñez y adolescencia vulnerada en sus derechos".

"Los que caminamos hace años estos territorios y construimos comunidad con los vecinos de estos sectores, sabemos de la desidia y el abandono en el que se encuentran hace mucho tiempo, reflejado en la falta de una vivienda digna, en el trabajo que la mayoría ejercen en condiciones pésimas, con salarios de miseria y tantas otras necesidades básicas insatisfechas".

"Sabemos de los oídos sordos de algunos funcionarios frente a los pedidos formales que se realizan cotidianamente, compartimos el año pasado el arrebato de sus fuentes de trabajo en pos de la supuesta mejora del tránsito bahiense y el constante accionar desmedido y violento de la policía".

"No es “caballos versus cartoneros”, ambos son parte de una misma realidad, que denota en lo cotidiano la mirada ausente de quienes pueden y deben ocuparse de manera responsable de las cuestiones sociales, no invisibilizando ni estigmatizando, no con prohibiciones ni represión, sino con diálogo, construcción y acción conjunta".

Firman el comunicado la RED BAJO RONDEAU Y VILLA CARACOL integrada por Jardín de Infantes N 950 – Escuela Primaria N 37 – Colectivo Pueblo en Lucha – Unidad Sanitaria San Dionisio – Programa Social Giravida – Capilla San Dionisio – UNISAL (Universidad Salesiana) – C.P.A (Centro Prevención de Adicciones) – Inspectora Educación – Programas sociales

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar