Dom12082019

ActualizadoDom, 08 Dic 2019 1am

"Debemos lograr que la SUBE sostenga todas las cualidades que tenía la tarjeta Bahía Urbana"

Esas fueron las palabras de Adrián Saschrgorodsky, gerente operacional de Bahía Transporte Sapem, quien manifestó a "CAFEXMEDIO" que desde el Municipio se está trabajando para la tarjeta SUBE (que por decreto nacional deberá comenzar a implementarse en la ciudad a partir de junio), se incorpore de la mejor manera.

 

"Estamos encaminados a un recambio general dentro del sistema desde lo tecnológico por la llegada del sistema SUBE. Tenemos que enfrentar un cambio en las máquinas validadoras a bordo de las unidades y también un recambio de tarjetas para que los usuarios puedan utilizar la tarjeta SUBE. Esto es un proceso que implica reemplazar las casi 200 máquinas que están a bordo en los colectivos y algunas que son equipos de back up de repuesto, y-al mismo tiempo- prepararnos para atender al público en lo que es el recambio de las tarjetas", indicó Saschrgorodsky.

El funcionario local afirmó que, "en aproximadamente 60 días, comenzaría a funcionar la tarjeta SUBE en la ciudad, ya que para entonces, los equipos del nuevo sistema estarían instalados en los colectivos, además de la red de recarga".

"Estamos expectantes con este tema. Ya sea el caso de los abonos, el pase libre mensual o los usuarios frecuentes, todos mecanismos en los que se ha trabajado durante tanto tiempo y queremos preservar. Seguimos manteniendo conversaciones con la Secretaría de Transporte evaluando los detalles técnicos de este nuevo mecanismo porque nosotros no tenemos ninguna posibilidad de maniobrar el software de la tarjeta SUBE", sostuvo.

Consultado por los motivos de adhesión "obligada" al Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), el funcionario aclaró que "lo que está en juego es el subsidio del gasoil. Nación no nos obliga a implementar la tarjeta, pero el decreto dice que aquellas jurisdicciones que no adhieran pierden esa ayuda, que significa un peso por boleto, es decir 28 millones por año".

El titular de SAPEM explicó que "además hay otros subsidios nacionales que son independientes y que tampoco queremos poner en riesgo, en esto no tenemos margen para dejar de acompañar este proyecto".

Sobre la metodología de implementación, indicó que "necesariamente vamos a tener que hacer un cambio de equipamiento completo, son casi 40 mil pesos por colectivo, monto que equivale unos 8 millones en total" y contó que dicha inversión podría hacerse mediante un crédito nacional que cubriría entre el 70 y 80 por ciento.

También señaló que “habrá un período de adaptación” en el cual convivirán la tarjeta SUBE y la Urbana y agregó que el recambio por el nuevo plástico, será gratuito.

“Este proceso de transición hacia el boleto electrónico es paulatino, queremos avanzar en la compra del equipamiento, algo fundamental para la implementación final. Ademas hay que avanzar en la nueva red de recarga de las SUBE, que es diferente a la actual Bahía Urbana”, remarcó.

“Nosotros acompañaremos para que este proceso sea de la manera menos traumática posible y así los bahienses no tengan un problema extra. Estamos abocados a brindar la mejor calidad de servicio de transporte. La Tarjeta Bahía Urbana va a desaparecer paulatinamente, cuando se entregue una Bahía Urbana brindaremos una SUBE y así se irán cambiando. Durante algunos meses existirá un período de convivencia entre el sistema de Bahía Urbana y el sistema de SUBE. El objetivo de esta convivencia es brindarle un tiempo a los usuarios para mudarse de un sistema a otro. Convivirán juntas sólo dos meses hasta el recambio final”, enfatizó.

Saschrgorodsky comentó que "hoy por hoy, en la calle circulan alrededor de 300.000 tarjetas activas cuyo destino de uso es el transporte público, en muchos casos corresponden a usuarios de la zona y también tengamos en cuenta que los escolares tienen tarjeta".

En cuanto a la conservación de la estrucutura tarifaria bahiense, dijo que “se está trabajando a buen ritmo para mantener los beneficios”.

"Nosotros tenemos es una clara convicción de mantener los beneficios de los usuarios que nos han acompañado con su confianza, no podemos tirar todo eso por la borda por tanto nuestro desafío es lograr que la tarjeta SUBE sostenga todas las cualidades y características que ya tenía la tarjeta Bahía Urbana. El núcleo de este paquete de beneficios es el régimen de categorización de pasajeros frecuentes", dijo.

"Queremos que SUBE mantenga la capacidad de cobrar el pasaje más barato a quien más utiliza el sistema, esto como parte de un esquema de movilidad sostenible que trasciende con amplitud lo que es el transporte de pasajeros públicos en particular. El régimen de categorización de pasajeros frecuentes ha dado sobradas muestras de ser una fuerte herramienta promocional en e uso del sistema de transporte público que es un eje esencial en un esquema de movilidad sostenible", finalizó.

Comentarios  

 
0 #1 Que pasa ????Marcos 01-05-2015 14:12
Pregunta, que pasa con el estacionamiento ya que en el caso de la Urbana sirve para las dos cosas, transporte y estacionamiento ???
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar