Lun10192020

ActualizadoLun, 19 Oct 2020 6pm

El bahiense Leo Valente convirtió su primer auto híbrido en Argentina

Leonardo Valente es un amigo de la casa. El bahiense que fue becado para estudiar en la NASA, en un curso de la Singularity University de Silicon Valley, concretó el año pasado un proyecto que contó con la colaboración online de los lectores de Autoblog.

 

Así nació Exponential Motor Company, una idea del argentino Valente, del chileno Christian Henriquez y del mexicano Javier Rincón, para ofrecer kits de conversión que transformen a los autos populares en vehículos híbridos. Debía ser una propuesta sencilla y fácil de llevar a la práctica, para que la moda de los híbridos dejara de ser un fenómeno reservado para países desarrollados, informó Autoblog.com.ar

En septiembre pasado, EMC transformó en sólo doce días este Hyundai Accent en un auto híbrido.

Tras esa experiencia, Valente (más conocido como Leov) volvió a la Argentina. Pero sus ideas no se detuvieron. Y acaba de realizar la primera conversión híbrida de un auto en nuestro país. La experiencia se llevó a cabo la semana pasada en Bahía Blanca. El auto se presentará en estos días en la ciudad de Buenos Aires.

Autoblog entrevistó una vez más a Leov, para saber qué esconde esa Partner amarilla.

-¿Por qué el híbrido se hizo sobre un auto del Gobierno de la Ciudad?

-Cuando volví de Singularity University me reuní con Guillermo Dietrich y su equipo de la Secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, para contarle las experiencias. Recordemos que fue el Gobierno porteño quien me becó para estudiar en la SU de la NASA. Y se interesaron mucho en la propuesta de los autos híbridos accesibles. Acordamos hacer acá la misma experiencia que realizamos en California con el Hyundai. Ellos aportaron el estricto costo de materiales y el vehículo, de una manera muy diligente y predispuesta, así que le dimos para adelante.

-¿Quiénes participaron de la transformación?

-Eso es la parte más interesante y gratificante del proyecto. En primer lugar, el equipo de Dietrich, Constanza y Juan José, que habilitaron todo los recursos necesarios. Luego en Bahía Blanca se armó un Dream Team que estuvo codo a codo con nosotros (vino Javier Rincón, el mexicano de EMC). El equipo estaba compuesto por mi viejo, Eduardo, que se laburó todo y sacó de la galera todo tipo de herramientas para resolver el “hardware”; Claudio Lastra, un mecánico local que nos aportó su experiencia en desarme y frenos, y los más graneado del mundo nerd local: Nico Pace, Pablo Borobia (que también ayudó en Singularity) y Marcos Chaparro trabajaron en las electrónicas y controladores. Ulises, Sebastián, los Christian Conde y Ruiz estuvieron dando una mano enorme. El Tano02 (que ha hecho cosas mucho más importantes por la comunidad de Autoblog), Héctor y Juan cubrieron el proceso en fotos y videos. Maxi y Valentino Di Federico ayudaron en el ensamblado. Mi hermana y mi vieja, en la logística. Sencillamente, un equipo de lujo.

-¿Qué tipo de motores eléctricos se instalaron en el vehículo?

-Se instalaron dos motores QS de 8000w (entraron al país como 48v y 62A, pero esa es otra historia), con controladores Kelly y frenos de disco de 22 cm x 3mm, con cálipers individuales. Esto ensanchó el vehículo (un poco pudimos disimularlo, con un arreglo en las llantas, pero nos resta terminar esa parte) y nos quitó la posibilidad del freno de mano y ABS. La idea es resolverlo en breve, reemplazándolos con un conjunto de Peugeot 206 que incorporaría ambos temas. Quiero ser claro en esto -porque siempre sale el tema de “no inventó nada, lo compraron en AliExpress, sale dos pesos en China”- que lo que estamos haciendo es una prueba conceptual y que estos motores no sirven para un desarrollo en serie. Tampoco es saludable estar una semana durmiendo cuatro horas por día para tener un auto híbrido experimental.
Estamos trabajando con una empresa argentina que está desarrollando un producto con un perfil mucho más angosto, y un freno integrado al mismo conjunto, que incluiría freno de mano y sensor ABS. El sistema definitivo tiene que poder integrarse en minutos al mismo soporte que usa el freno de tambor original, pero para eso necesitamos seguir avanzando y probando. El foco de EMC es demostrar la viabilidad del concepto, y fundamentalmente desarrollar la electrónica y software para una verdadera integración híbrida, y una expansión a otros horizontes, como el carsharing, la gestión de flotas híbridas y la captura de datos necesarios para crear calles inteligentes. También se usaron cuatro baterías de 28 amperes de plomo calcio, ciclo profundo, diseñadas para vehículos eléctricos. Por ahora capturan y devuelven bien la carga, pero el futuro del proyecto son los supercapacitores.

-¿Por qué se eligió una Peugeot Partner y no otro tipo de modelo?

-Por un lado, es uno de los vehículos del parque de la Ciudad. Cumplía las características deseadas (tracción delantera, computadora, acelerador electrónico, frenos traseros a tambor), tiene un esquema de eje rígido, en el cual es relativamente fácil quitar los centros de rueda (y pensábamos que era sencillo meter este tipo de motores con eje, no fue tan así), y fundamentalmente es muy representativo del tipo de vehículos que imaginamos en EMC: flotas de transporte urbano, vehículos de uso oficial o empresarial, con la posibilidad de capitalizar el ahorro y ventajas del sistema híbrido.

-¿Cuánto tiempo y dinero demandó la transformación?

-Hasta ahora llevamos contadas más de 400 horas hombre y unos 80 mil pesos. Definitivamente ya superamos el presupuesto, pero la satisfacción es enorme.

-¿Qué sigue ahora?

-Sigue continuar optimizando este vehículo a partir de la semana próxima, registrar su desempeño, y presentarnos en la final del Startup Challenge en Washington, el próximo 16 de mayo. Si llegáramos a ganar tendríamos un excelente fondeo para seguir adelante. Luego trabajaríamos en nuevos prototipos, probablemente un auto, pero cumpliendo con la evolución tecnológica esperada: el motor integrado de fabricación nacional, un nuevo controlador fabricado por MRK Industries que ya probamos y anda muy bien, y en lo posible un esquema con supercapacitores. La idea es tener lo antes posible un esquema completo de qué podemos proponer como producto, y salir a buscar el financiamiento que lo haga posible sobre la base de una realidad muy concreta. Quiero agradecer especialmente todo el aguante recibido (por la web y en persona) de parte de toda la comunidad de Autoblog. Y quiero reprochar especialmente a CarlosL, que escribirá muy buena poesía y hace muchísimo aguante, pero no viene a los asados en Bahía ni a tomar mate.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar