Vie12132019

ActualizadoJue, 12 Dic 2019 11am

Consultarán a Bevilacqua si está de acuerdo en cobrar una tasa a los exportadores para reparar calles

La iniciativa fue aprobada por el Concejo Deliberante de Necochea, pero los sindicatos se oponen porque "perderían competitividad" y argumentan que podría afectar las fuentes de empleo. Por ello consultarán a las autoridades bahienses respecto a su posible implementación en esta ciudad.

 

Sindicalistas del sector portuario y el presidente del CGPQ, Martín Caraffo, se reunieron con el intendente interino Vidal para conversar sobre la 'tasa portuaria'. La reunión fue más fluída que la que mantuvieron con los concejales días atrás.

Con una relación mucho más amena que con el HCD presidido por el momismo de Partido Fe a través de Pablo Aued, un grupo de sindicalistas de actividades relacionadas al sector portuario, acompañados por el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto Quequén, Martín Caraffo, se reunió con el intendente interino José Luis Vidal en su despacho del Palacio Municipal.

Los gremialistas se reunieron con el representante del Ejecutivo para plantearle su preocupación por la implementación de la llamada "tasa portuaria", aprobada recientemente por el Concejo Deliberante buscando aumentar la recaudación para efectuar arreglos en las calles de Quequén.

El mismo grupo estuvo reunido con los concejales de diferentes bancadas días atrás, aunque la reunión no resultó en un diálogo tan fluído como lo fue con el intendente.

Representantes de dos gremios, Daniel Monjes (Terminal Quequén) y Alejandro Jacín (SOMU) señalaron que la preocupación es por las fuentes de trabajo y destacaron la "muy buena predisposición" del jefe comunal.

"Vamos a trabajar en conjunto y a seguir reuniéndonos para tratar de encontrar una solución", dijo Monjes al informar que "queremos reglas parejas para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea", y sino es así, "el hinterland del puerto se va a achicar muchísimo".

Una de las propuestas fue que se analice con el municipio de Bahía Blanca, "si es factible que se pueda aplicar también allí la tasa" para mantener la competitividad entre ambos puertos. Curiosamente esa posibilidad fue catalogada como "ingenua" por el gremialista cuando el concejal radical Gonzalo Diez la puso sobre la mesa durante la reunión que mantuvieron los sindicalistas con los legisladores locales días atrás.

Por su parte, Jacín señaló que "nos sentimos reconfortados y muy comprendidos" por Vidal, y señaló que con la nueva tasa "los exportadores son los primeros que nos van a ‘pisar la cabeza’". De esa manera, Jacín buscó desligarse de las acusaciones que señalaban que los sindicatos están presionando a la Muni en nombre de las exportadoras y no de los trabajadores.

En este contexto el concejal radical Alberto Esnaola, comentóó en diálogo con Cuatro Vientos que "vemos con preocupación que las dos CGT en lugar de los trabajadores defienden los intereses concentrados de la economía porque nada dijeron del aumento de tasas urbanas que recae sobre los trabajadores (...) con lo cual lo que queremos que quede en claro (que tuvimos esta discusión y seguimos en esta discusión) es que en realidad cada vez que ellos dicen que están defendiendo el trabajo y no los intereses de los exportadores, creemos que es todo lo contrario".

La "Tasa Única por Mantenimiento Extraordinario de las Arterias Viales Urbanas”, más comúnmente conocida como "tasa portuaria", fue aprobada por el Concejo Deliberante en el marco de la ordenanza Fiscal e Impositiva del 2015.

Por lo pronto, los sindicalistas prometieron volver a reunirse con el intendente esperando conseguir una solución al conflicto. En la reunión estuvieron presentes también el secretario de Gobierno, José María Alvarez, el subsecretario de Legal y Técnica, Ernesto Povilaitis, y el subsecretario de Ingresos Públicos, Juan Francisco Bidegain.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar