Vie12062019

ActualizadoVie, 06 Dic 2019 12pm

Apelaron la falta de mérito de Massot con críticas al juez

Los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia apelaron la falta de mérito que el juez Claudio Pontet dictó en favor de Vicente Massot, director del diario La Nueva Provincia, acusado de participar y promover crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura en Bahía Blanca.

 

Al informar sobre la apelación, el sitio fiscales.gob.ar comunicó también que la Unidad Fiscal decidió divulgar las presentaciones con las pruebas contra Massot en ese portal informativo del Ministerio Público, informó www.telam.com.ar

En su presentación, Nebbia y Palazzani rechazaron el argumento de que el diario de la familia Massot estuviera amparado por la libertad de expresión cuando, durante el terrorismo de Estado, presentó como “enfrentamientos” las ejecuciones de opositores a la dictadura, entre otras operaciones de desinformación.

También pidieron que se anule la devolución al imputado de elementos de prueba obtenidos en allanamientos a las oficinas de la empresa periodística.

Además, al impugnar la actuación del juez, los fiscales dudaron “de la velocidad con la que (Pontet) ‘leyó’, ‘analizó’ y ‘ponderó’ las constancias de las innumerables y abultadas causas conexas”, de 169 y 128 cuerpos de 200 fojas cada uno, para escribir una resolución de 331 páginas”, en las 37 horas transcurridas entre el mediodía del 3 de marzo, cuando recibió los expedientes, y la noche del 5, cuando falló.

La Unidad Fiscal acusa a Massot de ser coautor del homicidio, entre el 30 de junio y el 4 de julio de 1976, de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola tras un conflicto sindical registrado el año anterior en el diario La Nueva Provincia.

Respecto del homicidio de ambos activistas sindicales, según la acusación, Massot fue coautor “instigándolo, determinándolo, prestando aportes indispensables para su concreción material y encubriendo a sus autores inmediatos”.

Además, lo acusan de hacer “aportes esenciales” al “ocultamiento deliberado de la verdad” en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas a través de acción psicológica o desinformación desde las páginas del diario, al servicio de los represores de las Fuerzas Armadas antes, durante y después de la dictadura.

En cuanto a la similitud de los argumentos del juez y los de la defensa, Nebbia y Palazzani afirmaron que Pontet, “luego de adscribir a la teoría de los dos demonios, y al concepto del exceso, ahora caracteriza a las investigaciones y el juzgamiento de los ilícitos como una empresa de persecución ideológica”.

En su escrito de 89 páginas, la Unidad Fiscal pide la nulidad de la designación como subrogante de Pontet y, por ende, de todos los actos que realizó en la causa, la falta de mérito incluida.

La decisión del magistrado en favor de Massot se anticipó a que la Cámara Federal tratara la recusación de Pontet planteada por la Unidad Fiscal en diciembre pasado, a raíz de lo que considerar que fue designado irregularmente luego de las maniobras con las que fue apartado el juez subrogante Alvaro Coleffi.

Los fiscales también rechazaron la nulidad que declaró Pontet -de oficio, sin pedido de parte- sobre el testimonio del abogado militar Mauricio Gutiérrez, defensor de otros imputados por crímenes de lesa humanidad, que se sumó a otras pruebas sobre la cooperación de los Massot con los represores.

Gutiérrez aseguró en la fiscalía que el ex subjefe del V Cuerpo de Ejército, Adel Vilas, le dijo en 1987 que presenció un diálogo entre su jefe directo, Osvaldo René Azpitarte, y la directora del diario y madre del imputado, Diana Julio, en el que esta última afirmó sobre Loyola y Heinrich: “No nos queda otro remedio Osvaldo, hay que chuparlos por izquierda”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar