Lun10192020

ActualizadoLun, 19 Oct 2020 6pm

Monte Hermoso, Villarino, Carmen de Patagones, todos del FpV, pagan bono de fin de año en contra de Scioli

Se trata de distritos que dispusieron de la entrega de una suma adicional a fin de año, pese a que desde la Provincia y la Nación rechacen esa posibilidad. En tanto, uno de ellos intentó cobrar la polémica tasa aplicada por el Frente Renovador en sus municipios.

Por cuestiones meramente internas, varios intendentes del Frente para la Victoria asoman en el último tiempo como “excepciones” en medio de la generales de la política donde, en muchos casos, se suelen seguir los caminos diseñados “desde arriba”, informó www.infocielo.com

En un caso por apuntalar un tributo a la nafta, seriamente cuestionado desde hace tiempo por el Gobierno nacional, o ahora por adoptar una medida rechazada sin titubeos por la Nación o la Provincia como es el pago de un bono de fin de año colocan a algunos jefes comunales en una posición distinta de otros dirigentes.

Tres son los distritos K que ya anunciaron la entrega de un bono de fin de año para los trabajadores municipales: Carmen de Patagones Monte Hermoso, y Villarino. Se trata de la misma estrategia utilizada por intendentes massistas para “correr” a la Provincia.

Es que el reclamo de una suma adicional para “compensar” los efectos de la inflación, tal como reclama gran parte del arco sindical, es rechazado de plano por el kirchnerismo. El ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, negó que el alza de precios esté en torno al 40% y que haya “pérdida de salario real”. “No promovemos, no propiciamos ni propiciaremos ninguna medida de carácter excepcional. No existen razones objetivas para un pago adicional", había dicho, en tanto, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich.

Sin embargo, intendentes K parecen ver otro escenario. Según La Nueva, en los municipios de Villarino, Monte Hermoso y Carmen de Patagones, los jefes comunales otorgarán sumas que van entre 500 y 4.000 pesos con el sueldo de diciembre.

En la misma línea, se ubica el rechazo tanto de la Nación y la Provincia a la controvertida Tasa Vial que perciben sobre el precio de los combustibles gran parte de los municipios del Frente Renovador, como Tigre, San Miguel, San Martín, San Isidro, San Fernando, Junín, Olavarría, y Hurlingham, entre otros.

La polémica sobre ese tributo tachado de “ilegal” por parte del kirchnerismo que incluso presentó una iniciativa para cuestionar su aplicación en el Congreso, además de llevar la polémica a la Justicia y a la Comisión Federal de Impuestos, expone, no obstante, a un intendente K.

Se trata de Raúl Basualdo, mandamás de San Miguel del Monte, quien incluyó el tributo en las ordenanzas fiscal e impositiva para el presente ejercicio. Si bien el proyecto resultó aprobado en el Concejo, el radicalismo acudió a la Justicia para frenar su aplicación.

Fue así que la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata rechazó a principios de este mes la apelación del Municipio sobre un fallo adverso en primera instancia en contra del cobro, y opinó que la medida es “irracional”.

La iniciativa del Municipio, que llegó a aplicarse y grava entre 10 y 40 centavos por litro de nafta o metro cúbico de gas natural comprimido, –de modo similar que municipios massistas– fue entendida por el tribunal como un “impuesto encubierto” que “infringiría el Régimen de Coparticipación Federal”.

En los últimos días, Capitanich apuntó al Frente Renovador por la entrega de un bono al que relacionó con el cobro de la Tasa Vial. “Observamos municipios que adscriben al Frente Renovador que, por un lado, cobran de manera ilegal la tasa vial y, por el otro, promueven un bono de fin de año. Extraen ilegalmente recursos que no les corresponde percibir”, apuntó. Quizás sin saberlo, también le apuntó a los propios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar