Lun11232020

ActualizadoLun, 23 Nov 2020 2am

Premian un trabajo de la Universidad del Sur para detectar el Alzheimer

Los especialistas de esa casa de estudios de la localidad bonaerense de Bahía Blanca desarrollaron un “Registro de movimientos oculares durante la lectura de proverbios para diagnosticar enfermedad de Alzheimer”. La técnica, denominada “eyetracking”, es rápida, exacta y de bajo costo, y permite detecciones más tempranas que otros métodos tradicionales.

 

Con quince minutos de lectura, los especialistas pueden detectar si la persona tiene problemas relacionados con la memoria, la atención, la concentración y otros aspectos. Foto: archivo

Un trabajo de la Universidad Nacional del Sur (UNS) dedicado al “Registro de movimientos oculares durante la lectura de proverbios para diagnosticar enfermedad de Alzheimer”, fue premiado en el 22º Congreso Internacional de Psiquiatría, que se llevó a cabo en Buenos Aires del 10 al 12 de noviembre.
 
El proyecto lo encabezan especialistas de esa casa de estudios de la localidad bonaerense de Bahía Blanca: Gerardo Fernández (CONICET), David Orozco (Médico psiquiatra Clínica Privada Bahiense) y los doctores Pablo Mandolesi (UNS CIC) y Osvaldo Agamennoni (UNS CIC), del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras (UNS) y del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Eléctrica (UNS-CONICET).
 
El trabajo propone estudiar el movimiento ocular mediante la técnica de “eyetracking” al momento de leer, como forma de detección de enfermedades mentales como el Alzheimer. Las pruebas realizadas han demostrado gran éxito a partir de su rapidez, exactitud y bajo costo, sobre todo porque permite detecciones más tempranas que otros métodos tradicionales.
 
“Basándonos en cómo lee una persona podemos predecir cómo su cerebro procesa la información. Con sólo quince minutos de lectura tenemos suficiente información para saber si la persona tiene problemas relacionados con la memoria, la atención, la concentración y otros aspectos cognitivos del ser humano”, explicaron los investigadores en la prensa de la UNS.
 
“Un adulto sano hace menos fijaciones y de forma más ordenada al leer, como siguiendo un patrón. El paciente con Alzheimer muy leve debe fijar muchas más veces para comprender lo que va leyendo y muchas de sus fijaciones están alejadas de las palabras; mostrando también problemas atencionales. Sin el aparato de seguimiento ocular, las alteraciones en el paciente pasan desapercibidas. En nuestros estudios, vemos que si bien las diferencias generales de comportamiento entre ambas personas son muy sutiles, en lo que respecta al comportamiento ocular son muy importantes, y podemos detectarlas antes que los métodos tradicionales”, agregaron.
 
“En nuestro grupo hemos desarrollado modelos del comportamiento ocular de personas sanas y de esa manera podemos mensurar objetivamente el apartamiento ocasionado por un deterioro cognitivo. Por tanto, estos nuevos procedimientos servirán para ayudar a distinguir mejor lo que es envejecimiento normal de lo que es deterioro cognitivo (como el que se observa en el Alzheimer insipiente). Nuestro objetivo es brindar una nueva herramienta que ayudará a los profesionales de la salud al momento de diagnosticar una patología”, finalizaron.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar