Cayeron 40 milímetros en una hora: Calles que parecían ríos, autos detenidos y familias evacuadas

Un intenso temporal de lluvia y granizo azotó esta tarde la ciudad de Bahía Blanca provocando grandes y graves inconvenientes, aunque no hubo que lamentar ninguna víctima. Desbordó el arroyo Napostá.

 

La cantidad de agua caída en tan poco tiempo fue determinante para ocasionar los problemas en vivendas, locales comerciales, transeúntes, automovilistas, entre otros.

Como consecuencia del desborde del arroyo Napostá a la altura de Rosario Sur, hubo que evacuar a varias familias, como así también muchas otras vieron afectadas sus escasas pertenecias por el agua, ya que les ingresó en gran cantidad.

Comerciantes del micro y macro centro, y de otros sectores de la ciudad también tuvieron que lidiar con la intensa precipitación, ya que la misma se registró entre las 16,45 y las 17, 35 horarios de pleno trabajo comercial.