Sáb10312020

ActualizadoVie, 30 Oct 2020 1pm

Con Breitenstein como Ministro de la Producción, Bahía Blanca es la ciudad con más desempleados de la Provincia

Las cifras son más que contundentes. Muy lejos quedó aquella promesa del exintendente que abandonaba la Intendencia para irse a La Plata para ayudar a crecer a nuestra ciudad. Tampoco se vislumbra desde la actual gestión, una política que ayude a combatir un flagelo de mucho tiempo.

 

La localidad liderada por Gustavo Bevilacqua quedó en el puesto número 1 del ranking de los distritos de la provincia de Buenos Aires en cantidad de desocupados. A nivel nacional, se ubicó segundo. Desaceleración en la economía y el efecto dominó en otras variables. Falta de proyectos para paliar la situación

La recesión económica por la que atraviesa el país hizo mella directamente en las empresas y esto causó un efecto simbiótico en el crecimiento del desempleo. La Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) arrojó que el lugar con mayor desocupación de Argentina en el segundo semestre de 2014 es “Gran Córdoba” con un porcentaje de 10,7%, escoltado por Bahía Blanca, ciudad liderada por el intendente Gustavo Bevilacqua.
 
En la localidad ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, el índice estableció que el 9,7% de la población se encuentra sin empleo, registrando un alza de 0,9% con relación al primer trimestre de este año y de 1,3% con respecto al mismo período de 2013, que se había ubicado en 8,4%.
 
A lo largo de la gestión del Jefe comunal bahiense, esta estadística ha ido mutando para mal. La regresión ha sido muy marcada: en el cuarto trimestre de 2013 la desocupación en Bahía Blanca fue de 8,7%, en el primer trimestre de 2014 alcanzó el 8,8%, mientras que el segundo trimestre de este año estuvo al borde de tocar los dos dígitos, llegando a 9,7.
 
Estos datos ya venían repercutiendo en las oficinas ejecutivas de Bevilacqua y el informe del INDEC no hizo más que confirmar estas preocupaciones. El problema es aún más agudo, ya que proyectan un desempleo antes de finalizar el año en los 11 puntos porcentuales en el distrito del alcalde que se sumaría a las filas
massistas.

En diálogo con Desafío Económico, el concejal del FpV, Ramiro Villalba, dijo que “la pregunta es qué se está haciendo. La respuesta es que mucho menos de lo que se podría hacer”.
 
Trazando un paralelismo entre Bahía Blanca y otras localidades, la comuna sureña del territorio bonaerense se encuentra en gran desventaja. El 9,7% de desocupación queda muy lejos de los 6,3 puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los 8,2 de todo el bloque de distritos del Conurbano bonaerense, de los 8,1 de La Plata y el 4,1% de Carmen de Patagones.
 
El caso más emblemático se da en la comparación de Bahía Blanca con Mar del Plata, que hasta diciembre de 2013 ostentaba el primer puesto en el ranking de desocupación. La ciudad balnearia había finalizado el año pasado con un índice de desempleo del 11,7%, aunque los parámetros mejoraros en el primer y segundo trimestre de 2014, ya que bajaron a 9% y a 8,4%, respectivamente.

En Bahía Blanca, de una Población Económicamente Activa -personas que tienen una ocupación o que sin tenerla la están buscando activamente- de 141.000 habitantes, 14.000 se encuentran desempleadas. En Capital Federal, de un total de 1.589.000 personas que trabajan o tienen el deseo de una ocupación, sólo 100.000 se encuentran desocupados.

Estas cifras no hacen más que encender las alarmas en los pagos de Gustavo Bevilacqua. Además, el mandamás bahiense queda expuesto en comparación con Cristian Breitenstein, quien recibió a fines de 2007 y principios de 2008, la Intendencia con una desocupación del 8,8% y se fue al ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, dejando un saldo de desempleo menor con el que empezó: 7,8%.
 
El caso del actual Jefe municipal es asimétrico. Gustavo Bevilacqua asumió a fines de 2011 y su primera estadística fue la del primer trimestre de 2012, en donde la población desempleada fue tan sólo del 5,7%. Dos años y medio después, el índice de desocupación va rumbo a duplicarse.

“La sensación de que está costando más y que va a costar más existe. Cuando hacés un análisis y comenzás a preguntarte si hay radicación de empresas, si hay ampliación de nuevos espacios para que los empresarios estén tentados para venir, y si hay posibilidad de mejorar, la verdad es que las respuestas son todas que no”, remarcó Villalba a Desafío.

Otros números que muestran la caída
 
La estacionalidad de la economía provoca un efecto dominó en diferentes variables: no sólo la desocupación registró un índice negativo, sino también la merma en las “cuentas sueldo” y en la cantidad de empresas registradas.
 
Entre diciembre de 2013 y marzo de 2014, hubo una caída de 311.746 cuentas sueldo. Mientras que el 31 de diciembre del año pasado había un total de 8.029.168 cuentas, en el tercer mes de este año la cantidad bajó a 7.771.442.

Del total de las 311.746 cuentas que se cerraron, el 83% estaba abierto en bancos privados. Otro dato significativo es el número de empresas patentadas que utilizan estos servicios, que cayeron de 160.083 a 154.493.

De este dato, deriva un inconveniente más grave: la merma en cuentas sueldos podría ser un indicio no sólo de menor cantidad de empleo, sino también, de un desplazamiento del trabajo en blanco al trabajo informal.
 
Todas estas estadísticas no hacen más que confirmar el tema que ocupó varios titulares en la agenda informativa: las suspensiones y los despidos en grandes empresas. Estas cifras son consecuencia de la implementación de malas políticas económicas a nivel nacional, aunque ayudadas en gran parte por las propias que toma y ejerce el municipio de Bahía Blanca.

El intendente dio su punto de vista. Bevilacqua: entre Massa y la desocupación

En diálogo con La Tecla, el intendente que se pasó a las filas massistas, Gustavo Bevilacqua, señaló ante la consulta de cuáles son las principales prioridades de la ciudad que “Bahía Blanca es una localidad estratégica desde el punto de vista que es centro de un región y tenemos que crecer, sin embargo, hoy se plantean otras cuestiones como es la desocupación y cuando en la agenda están estos temas, la Municipalidad tiene que participar en la estructuración de lo que cree que es mejor”.

El alcalde también formuló que “necesitamos de la participación y colaboración de los vecinos, pero principalmente de los dirigentes para cumplir con esas necesidades que tienen los ciudadanos”. En contraposición, el edil del FpV, Ramiro Villalba, subrayó a Desafío que “cuanto estaba a cargo de la secretaría de Economía del distrito, habíamos propuesto algunas exigencias en ordenanzas impositivas, en donde exigíamos a las empresas que la primera variable de ajuste nunca sean los trabajadores, sin embargo, eso se eliminó en la Fiscal Impositiva del año pasado”.

A pesar de la preocupación que manifiesta el Jefe comunal bahiense, todavía no se han visto los primeros indicios sobre alguna toma de decisión o plan para comenzar a reducir este índice que preocupa a todos los ciudadanos de Bahía Blanca. Desde el Concejo Deliberante local, deslizan que el alcalde está más preocupado en su nuevo rol como funcionario massista que por los problemas que existen en el distrito. La desocupación fue de 9,7% en el segundo trimestre y pronostican que seguirá subiendo en lo que resta del año. (La Tecla)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar