Lun11302020

ActualizadoLun, 30 Nov 2020 1am

Otra de Scioli: Ahora, Provincia da marcha atrás con los recortes a comedores que nunca reconoció

El gobierno bonaerense oficializó que será atendida toda la demanda del Servicio Alimentario Escolar (SAE) y remarcó que los consejos escolares cuentan con el presupuesto para hacer frente a la prestación necesario. No hubo mensajes de disculpas ni de referencias a un cambio de decisión.

 

Presionado por protestas gremiales y en medio de serias críticas, el Gobierno bonaerense oficializó la marcha atrás con los polémicos recortes en comedores escolares y enfatizó en una circular que los concejos escolares deberán “atender la totalidad de la demanda” del Servicio Alimentario Escolar, para lo que garantizan “el presupuesto necesario”.
 
El compromiso que había sido firmado la semana pasada en un encuentro con el Frente Gremial Bonaerense, finalmente, se plasmó en un comunicado dirigido a inspectores, jefes distritales, y directores de escuelas, con el que se busca poner fin a uno de las críticas más grandes abiertas en el último tiempo contra la gestión de Daniel Scioli.
 
Con la firma de las más altas autoridades involucradas en la polémica, Nora De Lucía, directora general de Cultura y Educación, y Eduardo Aparicio, ministro de Desarrollo Social, el comunicado interno destaca la predisposición del Gobierno para trabajar con todos los actores educativos y remarca que será atendida “toda la demanda”, algo puesto en duda en las últimas semanas.
 
Como se recordará, la decisión se ejecutó a principios de junio, a través de una decisión del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, de hacer “más eficiente” el funcionamiento del Servicio. Con el aumento de entre el 26 y el 30% de las raciones del Programa, se recortó la cantidad de cupos cerca de un 25% en gran parte de la Provincia.
 
Sobre una proyección provincial, basado en planillas oficiales, INFOCIELO dio cuenta que los recortes comprometían la seguridad alimentaria de más de medio millón de chicos en toda la Provincia de Buenos Aires, y sólo en las categorías de Desayuno y Merienda Completa (DMC), en el nivel primario, y módulos dobles y simples, en el secundario. El número crece si se suma a la categoría Comedor que, en varios casos, tiene beneficiarios de las otras modalidades.
 
Desatada la polémica, el ministro Eduardo Aparicio, se esforzó en negar una y otra vez los recortes y en remarcar la necesidad de un “presupuesto lógico y adecuado” para cada Consejo Escolar, mientras consejeros escolares, concejales, sindicatos, organizaciones y hasta jueces con medidas cautelares daban cuenta de un “ajuste” en el Servicio Alimentario Escolar. Incluso, hubo movilizaciones contra la controvertida decisión.
 
Tras la protesta gremial de 48 horas y luego de una reunión con el Frente Gremial Docente, la Provincia oficializó esta semana que no habrá excluidos de los comedores. “Está garantizado el Presupuesto”, remarca la circular difundida, y consigna que “a partir de reuniones con los consejos escolares de los distintos distritos de la provincia de Buenos Aires, se han brindado las herramientas que permiten la redistribución al interior de su distrito del presupuesto asignado”.
 
No obstante, y en línea con el argumento que se hilvanó por lo bajo, como excusa del recorte, de una demanda inflada, la Provincia prometió más controles “particularmente en lo referido a los días en los que efectivamente se preste el servicio (teniendo en cuenta fechas patronales, fechas patrias y jornadas de perfeccionamiento docente) y la carga de la asistencia media de los alumnos en el sistema existente”.
 
No obstante, aún son varios las cuestiones pendientes. Como parte de los acuerdos paritarios, el Gobierno bonaerense debe garantizar “la calidad y variedad nutricional de los menúes” para los diferentes alumnos, algo reclamado hace bastante por distintos sectores de la comunidad educativa.
 
Para el Sindicato Único de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA), la medida administrativa representa un “avance” y un paso en la efectivización del reclamo, aunque lo toman con cautela. “Es una avance pero vamos a celebrer la restitución de los cupos cuando veamos que las raciones les llega a los chicos como corresponde”, dijo a INFOCIELO, Roxana Merlos, integrante del Consejo Consultivo de la entidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar