Lun11302020

ActualizadoLun, 30 Nov 2020 1am

El Papa Francisco se solidarizó con los cartoneros de Bahía Blanca

Luego del conflicto por la prohibición de la circulación de cartoneros en el centro de Bahía Blanca, el Papa Francisco se solidarizó con el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) en el pedido de una mesa de negociación. Es a raíz del dictamen de una ordenanza que afecta a 300 familias.

Los trabajadores presentaron una propuesta de "reciclado con inclusión social" para formalizar la actividad que fue aprobada por 16 votos del Concejo Deliberante, con el propósito de que la prohibición no los prejudique. No obstante, el intendente vetó la norma de los legisladores en respaldo de los cartoneros.

Las familias de los trabajadores recibieron una bendición del papa Francisco cuando se enteró del conflicto a través de Juan Grabois, abogado del MTE, informaron los integrantes de la organización.

Los cartoneros, nucleados en la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (FACYRCTEP), con el apoyo del MTE, exigen un proceso de transición ordenado que les permita reconvertir su actividad sin perder ingresos y mejorando las condiciones de trabajo.

Estas mejoras implican acceso a un ingreso básico equivalente al salario mínimo vital y móvil, más un incentivo por productividad, obra social, seguro de accidentes, implementos de higiene y seguridad y una guardería para erradicar el trabajo infantil.

Según los integrantes del MTE, "a horas de entrar en vigor la prohibición del trabajo cartonero, comenzó una campaña de hostigamiento a los trabajadores y militantes por parte de punteros políticos que responden a la intendencia".

En ese contexto, Grabois informó la situación al papa Francisco quien a la brevedad se comunicó con él solidarizándose con los trabajadores, haciéndoles llegar su “saludo y bendición” y expresando que reza por ellos y sus familias.

Según los integrantes del movimiento, el vínculo entre Francisco y los cartoneros se remonta a su paso por el Arzobispado de Buenos Aires cuando denunció la peculiar combinación de explotación, persecución y desamparo que rige la actividad.

Así, Jorge Bergoglio acompañó el proceso de organización y lucha de los cartoneros porteños que lograron la formalización de más de 4.000 trabajadores, la apertura de diversas guarderías para erradicar el trabajo infantil y otras importantes reivindicaciones.

Durante su ceremonia de asunción como Papa, invitó y colocó en un lugar privilegiado a Sergio Sánchez, dirigente de la Federación de Cartoneros y grabó mensajes para los trabajadores.

"Cuando ustedes reciclan, hacen dos cosas: un trabajo ecológico y una producción que confraterniza y le da dignidad a su trabajo. Son creativos en la producción y son igualmente creativos en la custodia de la tierra y el mundo con esta dimensión ecológica", dice el mensaje del Papa.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar