Mié11222017

ActualizadoMar, 21 Nov 2017 5pm

"Si no existe un lugar para poder alojar a los detenidos, no se los puede seguir deteniendo"

El Fiscal General Juan Pablo Fernández aclaró que la Constitución Nacional dice que "las cárceles serán sanas y limpias para la seguridad y no para el castigo de los reos detenidos en ella". "Hay que tratar de preveer porque sino los jueces tienen que tener que optar entre internar a una persona en condiciones que no respetan los derechos humanos o ponerlo en libertad", añadió.

 

"Si no existe un lugar para poder alojar a los detenidos, no se los puede seguir deteniendo. Es una cuestión física el tema del lugar. Obviamente, el estado tiene la obligación de perseguir los delitos, de impartir justicia. Existe dentro de esa obligación la facultad de detener personas pero dentro de esa facultad, la constitución impone condiciones para que eso se posibilite", indicó Fernández a CAFEXMEDIO.

Hay que recordar que, días atrás, por una resolución de la justicia, clausuraron los calabozos de la Comisaría Primera, ubicada en Berutti al 600, situación que implica que los presos alojados en el lugar deberán ser reubicados a otro lugar. El problema es que, clausurado este lugar, no hay más calabozos en condiciones en Bahía Blanca.

El profesional local explicó que en el artículo 18 de la Constitución Nacional dice que "las cárceles de la Nación serán sanas y limpias para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ella” y agrega que "toda medida, que a pretexto de precaución, conduzca a mortificarlos mas allá de lo que ella exija hará responsable al juez que lo autorice”.

"De forma tal que dentro del marco mínimo de los derechos humanos, las condiciones de detención deben superar un mínimo de respeto de esos derechos humanos, que tienen que ver no sólo con las condiciones de hacinamiento, con el estado de los calabozos. Hoy en día tienen que ver con una posibilidad física. Dentro de ese marco ningún juez va a autorizar una detención si no están dadas esas mínimas condiciones que la constitución exige", remarcó.

Fernández expresó que "el problema puntal es producto de las ultimas lluvias que ocasionó la inundación de los calabozos de la Comisaría Primera que son temas que se van pateando para adelante con parches y en algún momento hay que ponerse a prever para el futuro".

"Con muy poca plata se arreglaría la situación de emergencia actual. Se trata de grandes filtraciones de agua, producto de las lluvias, en una Comisaría. Cambiar los techos, si no se arregla con una membrana, no es una obra que pueda demandar mucha inversión. Por tirar un número con $50.000 se tendría que poder cambiar todos los techos de todas las comisarías", sostuvo.

"Nos la pasamos hablando de los derechos humanos y no estamos viendo algunas violaciones que se dan en el contexto actual. Esto son incumbencias del Poder Ejecutivo, que es el poder administrador del presupuesto y el que tiene que determinar este tipo de cosas. Hay que tratar de preveer porque sino los jueces tienen que tener que optar entre internar a una persona en condiciones que no respetan los derechos humanos o ponerlo en libertad. Espero que las autoridades tomen las medidas del caso", enfatizó.

El Fiscal General recordó que "estábamos el martes donde luego de los allanamientos donde se aprhendieron a 12 personas, la fuerza de policía, preguntaba que hacían con los aprehendidos, como si fuera una cuestión propia del Ministerio Público Fiscal y no sea propia de la misma fuerza".

"La Constitución hace responsable al Juez de esto. Por eso el juez tiene un límite en la internacion. Estamos muy lejos de las condiciones ideales, los lugares de detención no son lugares modelos pero un piso que no esté inundado, que no corra riesgo su salud y su propia vida. Un mínimo de condiciones dignas para el ser humano tienen que haber en todo lugar en que se detenga una persona. Son cosas que el estado no puede permitir", finalizó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar