Mar09212021

ActualizadoLun, 20 Sep 2021 8pm

Back Usted está aquí: Home Locales Bahienses en el mundo: Fernández Solari y una nueva experiencia de vida

Bahienses en el mundo: Fernández Solari y una nueva experiencia de vida

Mateo Fernández Solari, jugador de basquet formado en Napostá y con paso por el equipo de Liga de Desarrollo en Bahía Basket, volvió a Estados Unidos para continuar sus estudios en el Barstow College, en California.

 

El bahiense de 20 años construye una doble carrera, siendo parte del combinado básquet de la universidad y cursando la carrera de sport Management y Business. Convicciones y decisiones de un joven que apunta a seguir construyendo su vida junto a su pasión, la naranja.

Su padre, Francisco, fue jugador de Olimpo en la década del 80, cuando el aurinegro participaba de la Liga Nacional, obteniendo el subcampeonato. Dicen los que vieron a ambos, que "tienen cosas similares, pero el hijo superó ampliamente el juego" del ahora subsecretario de Gobierno comunal.

“Mi primer año fue una experiencia muy enriquecedora. Obviamente desde el día que tomé la decisión de irme a Estados Unidos nunca me imaginé estar en una situación como la nos tocó vivir desde el 2020”, repasa Mateo.

El base se encuentra en el segundo año de estudio universitario, en una historia que refleja el sacrificio y esfuerzo de un deportista para combinar su entrenamiento con su formación académica. Más aun teniendo en cuenta la elección de hacerlo fuera del país y con un contexto de pandemia presente.

“Lo que me tocó vivir en el 2020 me ayudó mucho para crecer como persona porque empecé a vivir la vida de un adulto y porque me hice cargo de todos mis gastos estando en otro país. Por eso pienso que en lo personal me ayudó muchísimo y fue muy enriquecedor.

En noviembre volví a Argentina porque me cambié para Barstow, pero como las clases eran completamente online, los estudiantes internacionales necesitamos al menos tres clases presenciales para mantener el estado de la visa. Entonces, decidí volver a nuestro país para no tener problemas”, cuenta.

Durante su primera experiencia en tierras estadounidenses a Mateo le tocó convivir con la pandemia y con las medidas que cada país tomó para frenar los contagios. Una de ellas fue el cierre de la Universidad.

“Tuve que salir a trabajar, pero después de unos días me di cuenta que era lo que tenía que hacer para seguir cumpliendo con mis objetivos. Fue un proceso muy lindo y enriquecedor.

"Me tocó entrenar muy temprano en la mañana o después de trabajar 8 o 10 horas. Fue un poco exigido al principio, pero una vez que me acostumbré lo pude llevar muy bien. Entrené con Agustín Juanpataoro en el gimnasio e hice básquet con Hernán Ferrero en una cancha de cemento en el medio de la universidad”, afirma.

Las oportunidades, dicen, son como un tren que suele pasar tan solo una vez en la vida. En este caso, Mateo fue quien buscó esa oportunidad y al tenerla en sus manos, no la dejó escapar. Por eso, durante su vuelta a Argentina nunca dejó de moverse para volver al máximo en busca de su sueño.

“Estuve entrenando unos meses en Napostá y luego me pude sumar a la dinámica de Bahía Basket. Creo que esto me hizo llegar muy preparado para lo que toca hoy. Además, la experiencia de tener un año encima y haber vivido todo lo que viví durante la cuarentena, me va a servir mucho, es una mano gigante para lo que viene”, explica.

Y agrega: “mis objetivos a futuro son llegar lo más lejos posible. Creo que el campeonato estatal es algo a lo cual podemos apuntar gracias al gran equipo que estamos formando para esta temporada. También, obviamente ser reclutado por una División I para terminar mis estudios y mi carrera basquetbolística-universitaria”.

Mateo ya se encuentra en Estados Unidos en busca de una revancha. Pero esta vez será diferente, ya sabe cómo arreglárselas.

“Llegué a Estados Unidos hace unos días, estoy viviendo en la casa del entrenador por unos días, ya que el gobierno decretó que la gente que alquilaba departamentos no podía ser echada. Una vez que se levante este decreto voy a poder ir a vivir a mi casa junto a mis

Todavía todo es muy prematuro porque llegué un mes antes del inicio de las clases. Lo que estamos haciendo ahora son entrenamientos más individuales con el entrenador buscando acoplarme a la logística y a las clases que comienzan el 16.

Estoy muy cómodo, la atención es de primera. Este año tendremos como entrenador a Gerry Wright que es muy bueno. Voy a intentar de extraer al máximo todos sus conocimientos porque tuvo una carrera muy importante y me puede enseñar mucho, cierra Mateo Fernández Solari.

LOS NÚMEROS DE MATEO FERNÁNDEZ SOLARI
Con los Tigers, Mateo jugó 15 partidos en la temporada 2019/20, promediando 22,7 puntos, 4,7 rebotes, 7,8 asistencias y 4,4 recuperos por encuentro. Su mejor actuación, en cuanto a estadísticas, ocurrió ante Harrodsburg, como visitante, en noviembre último: 42 unidades y 11 pases gol.

Además, Mateo fue integrante de distintos seleccionados bahienses, desde U13 hasta U19, logrando salir campeón invictos en 2013, 2015 y 2017. También vistió la camiseta de Provincia de Buenos Aires, donde logró el titulo en los mismos tres años. (Asociación Bahiense de Basquet)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar