Vie04232021

ActualizadoVie, 23 Abr 2021 3am

Gay: "Hemos trabajado con espíritu de cuerpo, con sentido común y procurando optimizar los recursos"

El intendente municipal Héctor Gay dejó formalmente inaugurado esta mañana, un nuevo período de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante bahiense. Hizo un raconto de lo sucedido el año anterior, poniendo énfasis en lo desarrollado en Salud, que "permitió que la ciudad no haya tenido desborde sanitarios". Pidió disculpas por las cosas que no se hicieron y prometió revertirlas este año.

 

Discurso pronunciado por el intendente Héctor Gay, en la apertura de sesiones período 2021:

“Señor Presidente, concejales, ciudadanía bahiense.

Esta tradicional, pero casi íntima sesión de apertura del período 2021, nos recuerda, ante todo, que seguimos en pandemia. Y este es el eje central que atravesó todas las actividades del 2020 y que apunta a hacerlo en buena parte de este año.

Somos conscientes que escenarios de crisis de salud pública como el actual no tienen antecedentes cercanos ni una fórmula magistral. Sin embargo, desde el comienzo tuvimos en claro que teníamos que propiciar un equilibrio entre la prevención sanitaria por el Coronavirus, la salud mental de la población, la salud física y la salud laboral y la educación.

Por eso, y pese a las dificultades, siempre sostuvimos que no se trataba de discutir si era la Salud o la Economía, sino que había que enfrentar los constantes desafíos de una manera integral y apoyarnos firmemente en el sentido común, la sensibilidad y la empatía.

Más allá de los detalles y los números estadísticos, quiero destacar el muy buen trabajo conjunto que hemos tenido como sociedad en los últimos doce meses.

Siento que, más allá de las excepciones que siempre existen, hemos trabajado con espíritu de cuerpo, con sentido común y procurando optimizar los recursos, conscientes de lo delicado del momento. Todos fuimos aprendiendo con el paso de las semanas.

El trabajo coordinado y el enorme compromiso del personal de la salud, sin distinción de categorías, evitó un colapso en los momentos más complicados.
Aun así, se crearon centros respiratorios con atención específica de mañana y tarde y centros satélites y Vacunatorio para la consulta no respiratoria. Concretamente 12 centros respiratorios, 20 Vacunatorios y 19 centros satelitales distribuidos en todas las áreas programáticas de la ciudad.
Además, se conformó un comité técnico público-privado que permitió ir consensuándose y adaptando los protocolos nacionales y provinciales a la realidad bahiense, con objetivos comunes. Los actores del sistema público y privado respondieron magníficamente a nuestra convocatoria y a lo largo del año se trabajó muy bien. Y lo propio hay que destacar el primer nivel de atención, que tuvo un rol protagónico en la construcción de una red integral de salud.

El Hospital Municipal Leónidas Lucero fue una vez más epicentro de la atención a los bahienses. Más del 50% de los vecinos que tuvieron que asistir a la guardia o internarse por Covid, lo hicieron en el Municipal. Lo cual es muy importante teniendo en cuenta que la ciudad cuenta con ocho hospitales en actividad.

Además, se crearon las unidades de cuidados mínimos ambulatorios, lugares de alojamiento y aislamiento extra hospitalario para abundar atención ante un eventual desborde de camas del sistema hospitalario, que, por el excelente desempeño de todos los actores de esta emergencia, nunca colapsó. Se prepararon 229 camas, con posibilidad de ampliar a 110 más, en el Dow Center, Hospital Militar, Centro Cono Sur, Club Liniers, Seminario La Asunción y colegio La Inmaculada, a todos los cuales agradecemos profundamente su predisposición.

Más allá de todo esto, debemos tener en claro que la transparencia es el mejor camino para tener credibilidad y confianza frente a la ciudadanía, ejes fundamentales que generan una fortaleza grupal de todos los sectores sociales para enfrentar crisis como la del COVID-19.

Por eso, situaciones como las conocidas días atrás donde funcionarios, familiares o militantes fueron vacunados utilizando privilegios por encima del programa de vacunación estipulado, son inadmisibles y no deben repetirse.

A raíz de esto, y para intentar recomponer el vínculo con nuestra sociedad, el viernes hemos presentado en este recinto un proyecto para conocer todos los detalles de cómo marcha el programa de vacunación en Bahía Blanca. El mismo día envié mi declaración jurada aclarando que no había sido vacunado y hoy traigo el total de las declaraciones del resto de nuestro equipo.

Así como en su momento se avanzó en la vacunación de personas importantes para generar confianza en momentos de incertidumbre, hoy es fundamental que todos sepamos si hubo privilegios ante la escasez de dosis que atraviesa nuestro país.

El 2021 nos implica nuevos desafíos. Y el equipo de Salud del Municipio está listo para afrontarlos. El último año, en plena pandemia, se administraron 53.153 vacunas anti gripales en un corto periodo con marcada eficiencia.

Como le dijimos al señor gobernador y a las autoridades sanitarias de la provincia desde el primer día, esa estructura estuvo, está y estará a total disposición para el operativo de vacunación contra el Covid, arma fundamental en la actual lucha que libra todo el planeta.

En un momento delicado y de tanta polémica, estaríamos complacidos de que nuestro sistema, de histórico reconocimiento, con personal altamente capacitado, sea utilizado a pleno para vacunar más rápido y aprovechar esta ventana que nos abrió la pandemia, con una visible disminución de contagios e internados.

Este año el sistema municipal seguirá creciendo. Ya recibimos las llaves del centro de salud donado por la ONG Dharma, en calle Emilio Rosas, casi Undiano, que está siendo equipado y se habilitará en pocos días.

E iniciamos la construcción de otro centro en la zona de Grünbein y Villa Gloria, para atender a la creciente necesidad de ese sector. Se sumarán a los que ya inauguramos durante nuestra gestión en San Dionisio, polideportivo Norte y 9 de Noviembre.

Esta pandemia derivó también en cambios culturales y de hábitos que están llamados a perdurar.

En función de eso, hemos reasignado prioridades en materia de infraestructura. Es así como el espacio público será uno de los ejes centrales de las venideras inversiones. Pretendemos que esos espacios tomen un protagonismo sin precedentes, para brindar ámbitos de convivencia social diferente a los ámbitos cerrados tradicionales.

Los trabajos en el parque de Mayo, que se podrán disfrutar en toda su magnitud este mismo año, el lanzamiento de un plan integral para el parque campaña al Desierto y la puesta en valor del parque de la Independencia, son ejemplos claros de esa vocación. La presentación de 24 proyectos para el cambio en este último, nos llena de satisfacción.

Habrá otras innovaciones en ese sentido, desde la movilidad sustentable, la circulación vehicular, la reestructuración del sistema de transporte público, la ampliación de la red de ciclovías y la micro movilidad, con un rol destacado de la agencia de Seguridad Vial.

Ello no significará ir en desmedro de la obra pública tradicional. Por el contrario, prevemos una inversión superior a los 1100 millones de pesos en obras nuevas administradas desde el Municipio, con fondos propios, de la Nación, la Provincia y un préstamo del Banco Provincia, que este Concejo Deliberante autorizó en las últimas semanas.

Habrá pavimento nuevo en Bahía Blanca, Cerri, Cabildo y White.

Algunas de estos trabajos incluirán arterias como Rondeau, Cambaceres, Gambartes, Enrique Julio, Parera, Rojas, Chile, México, Honduras, Salinas Chicas, Tres de Febrero, Yapeyu, Gurruchaga en Cerri, O’Higgins, Alberti, Las Heras y 25 de Mayo en Cabildo, Lautaro y Dasso en White, entre otras.

Más de dos mil luminarias Led nuevas en distintos sectores, como Pampa Central, Charcas, Castelli, Necochea, Laínez, Zellarrayan, Brandsen, Pilmaiquen, Pacifico, 17 de Mayo, Garibaldi, Amancay, 14 de Julio, Estomba, Fragata Sarmiento, Remedios de Escalada y Urquiza por citar solo algunas de las calles.

Muchas más serán las de repavimentación y reencarpetamiento, algunas de las cuales ya han comenzado, como la emblemática Avda. Colón.

Habrá cordón cuneta e iluminación en la calle Ayacucho, acceso a Los Chañares y en calle Vera, entre La Carrindanga y Fortinero, con miras a una futura pavimentación.

Daremos especial atención a obras de cloacas y saneamiento, a través de convenios con el Enhosa Nacional. Ello permitirá dotar de cloacas al barrio Thompson, Villa Gloria, San Miguel, Centenario, Cabré More y otros. También de redes de agua a San Agustín, San Miguel y Miramar y de gas a Punta Blanca y Martín Fierro.

A ello hay que sumar las obras en marcha en el Teatro Municipal, desagües pluviales en Esmeralda y Thompson y calle 18 de Julio, baterías de baños nuevos en el cementerio, la iluminación del acceso a Villa Bordeu desde la ruta 35, nuevas ciclovías en 4 mil metros lineales de La Carrindanga.

La estratégica obra de la Avda. Dasso, que construimos junto con el consorcio de gestión del Puerto, marcha en los tiempos previstos y se prevé su terminación en este año.

A fines de 2019 impulsamos el proyecto Bahía Ciudad del Conocimiento, la Innovación y las Tecnologías. La ubicación geopolítica de nuestra ciudad, las tres universidades públicas, los institutos de investigación y el reconocido potencial científico y tecnológico de Bahía Blanca son centrales en el diseño de una ciudad con ese perfil. Desde el Municipio convocamos a diversos actores a participar de una construcción colectiva y colaborativa con el objetivo de pensar, planificar y diseñar una ciudad donde la educación y la investigación sean centrales para el desarrollo productivo, cultural y humano de la sociedad.

Esa construcción tiene tres ejes y características que se vincularán de manera multi direccional: sus caracteres académicos, investigativos y productivos.

Las acciones se articularán entre el Municipio, la ciudadanía, las universidades, el Conicet e institutos de investigación, los centros de transferencia tecnológica, las empresas de base tecnológica, los emprendedores, las pymes, industrias, colegios profesionales, cámaras empresariales y sindicatos.

En este marco ingresará en los próximos días un proyecto de ordenanza para la promoción de la economía del conocimiento y las industrias tecnológicas, con beneficios y eximición de derechos y tasas, a efectos de incentivar a las empresas que trabajen en la producción de software, hardware, servicios informáticos y digitales, producciones audiovisuales, la industria del videojuego, robótica, Domitila, etc.

Creamos el punto TIC, donde junto a Infinito por Descubrir y los Puntos Digitales se motorizan las acciones de innovación y tecnología, con el ecosistema emprendedor y las empresas de base tecnológica.

En el final de 2020 pudimos avanzar hacia una cabal modernización del Estado, a partir del nuevo programa de tecnologías y gobierno digital, con el objetivo de diseñar y aportar a una ciudad mejor conectada. Ya estamos implementando el expediente digital, la historia clínica digital, un plan de fibra óptica para toda la ciudad y un sistema de trámites a distancia.

El confinamiento como consecuencia del Covid 19 ha producido un impacto económico demoledor con alcance a la producción, la logística y el comercio.
De hecho, la economía argentina tuvo una caída del 10 por ciento en 2020, superior incluso a la de la profunda crisis de 2001 y 2002.

Los expertos auguran una evolución que solo permitirá recuperar una parte de lo perdido, con un clima recesivo y una transformación de los modos de producción y trabajo.

Ante este panorama, el Municipio enfatizará su rol para la facilitación y aceleración de los cambios, con foco en el aprovechamiento local. Se impulsará un trabajo regional, en red, que procure integrar capacidades, incrementar volumen de productos competitivos y mejorar las condiciones para el emprendimiento y la inversión.

Ese rol de facilitación se manifestará en la promoción de contactos entre sectores económicos, espacios de creación académica, circuitos de innovación, de las finanzas y de relación con organismos provinciales y nacionales cuya intervención es imprescindible.

Las gestiones preliminares, ya emprendidas en los últimos meses, permitirán el lanzamiento de un circuito de rondas de contactos de negocios a partir del mes de abril.

No podemos dejar de mencionar una de las grandes problemáticas que afrontamos como Estado, que es la violencia de género que parece arraigada en el país. Una mujer es asesinada cada 23 horas en el país por femicidio, un dato aterrador.

Las diferentes acciones y programas que apuntan a fortalecer las políticas de género parecen no alcanzar. Por eso hay que profundizarlos, en todos los ámbitos.

Es clave la capacitación de todo nuestro personal. Y a partir de allí articular con todos los electores de salud, poder judicial, comisaría de la mujer y organizaciones de la sociedad civil.

Esta semana hemos ofrecido a la policía provincial una nueva sede para la comisaría de la mujer, dado el deterioro de la actual. La tarea que realizan es valiosísima y es imperioso que puedan contar con un espacio más moderno y adecuado para continuar trabajando.

En 2017 construimos un hogar de refugios para víctimas de violencia de género. Bahía Blanca es una de las pocas ciudades de la Provincia que cuenta con un espacio de estas características, en el que se contiene a mujeres que sufren esta problemática. Lamentablemente a principios de 2020 el inmueble sufrió un incendio que lo destruyó en gran parte. La buena noticia es que después de mucho trabajo volverá a quedar como nuevo y en menos de un mes volverá a funcionar.

Como ejecutivo municipal somos conscientes de la importancia de contar con dispositivos de protección. Y en eso trabajamos, como así también en la visibilización, concientización y la prevención, como camino para eliminar la violencia, garantizar la integridad física y emocional de las personas que sufren la violencia de género.

El último año presentamos un proyecto de ordenanza sobre la perspectiva de género en los medios de comunicación, conscientes del rol clave que ocupan en la formación de la ciudadanía. El tratamiento de las noticias con perspectivas de género resulta fundamental.

En la ordenanza nos comprometimos a que el Municipio deberá realizar al menos seis campañas anuales sobre género, igualdad de género y violencia de género. Y además es clave abrir datos y publicar información actualizada y concisa sobre las denuncias y los hechos. En el portal de Gobierno Abierto abrimos los datos de género y se publicará aún más información para visualizar y poder tratar preventivamente la problemática. También continuaremos con la implementación de la ley Micaela, a la que el Municipio adhirió.

En el 2020 también pudimos profundizar los proyectos y recursos del laboratorio de participación ciudadana, convencidos de que cumple un papel fundamental en el proceso de construcción social de las políticas públicas.

El LAB Bahía es un espacio de charla, de diálogo entre el vecino y el Municipio, donde incentiva la participación en las obras, iniciativas y eventos de cada barrio. Más allá de las limitaciones que impuso la pandemia, el rol del laboratorio de participación del Municipio ha cumplido un lugar importante, generando diálogos, vínculos y consensos con los vecinos y las vecinas, las organizaciones sociales, instituciones, etc., encontrando de manera colaborativa soluciones a diversas problemáticas.

Esta experiencia reafirma la idea de consolidar una ciudad más abierta, transparente y participativa. Contamos para ello con la plataforma de participación ciudadana, Participa Bahía, a través de la cual se puede debatir, proponer y apoyar iniciativas, como ocurrió con acciones inherentes al futuro de los parques más importantes de la ciudad.

La pandemia también hizo que nos interesáramos por los debates mundiales sobre ciencia y salud, y las causas y consecuencias del Covid 19. Y en ese marco, muchos jóvenes y no tan jóvenes bahienses descubren hoy el legado del doctor Cesar Milstein. Particularmente el descubrimiento y desarrollo de los anticuerpos moño clónales, que ayudaron a mejorar la calidad de vida de la sociedad y le valieron el premio Nobel.

El gobierno nacional, con buen criterio, declaró a 2021 como el año de homenaje a Milstein, único Nobel argentino que no nació en Buenos Aires. Una razón más para que Bahía Blanca lo reconozca de manera especial. Porque aquí nació, aquí comenzó sus estudios y es un orgullo que trasciende las fronteras.

Hace tiempo venimos discutiendo con el equipo de gestión que acciones serían adecuadas para este reconocimiento. En esta misma semana recibirá este cuerpo deliberativo el proyecto de ordenanza que declara a 2021 como año de homenaje al doctor Cesar Milstein, iniciativa que contempla numerosas acciones hasta fin de año, entre ellas nuestra propuesta de que la actual Avda. Colon entre la plaza Rivadavia y la intersección con las calles Chile y Sixto Laspiur, tenga el nombre de nuestro ilustre convecino.

Además de la renovación de la carpeta asfáltica, actualmente en marcha, se incorporarán aspectos que embellecerán aún más esta importante vía de comunicación. Habrá diferentes actividades conmemorativas, en coordinación con familiares del doctor Milstein, universidades e instituciones académicas, entidades y este Concejo. Y un homenaje especial en la plaza central, en el cual ya se está trabajando.

La Pandemia también nos presenta un desafío en materia cultural. Claramente, en todo el Mundo, ha sido uno de los sectores más castigados por las restricciones y tendremos que ser innovadores y pluralistas para poder salir adelante. Por eso hemos comenzado el año con cambios que apuntan a mejorar el diálogo, sumar opiniones y trabajar junto al Consejo Consultivo. Para eso se formó un Gabinete Cultural que estará integrado por tres Directores, quienes trabajarán de manera coordinada y horizontal junto con el Director del Instituto, en la búsqueda de consensos y para lograr el diseño de una política cultural que incluya a todos los sectores de la cultura bahiense, y que se convierta en política de Estado de la ciudad.

El nuevo Director ya mantuvo reuniones con diferentes referentes del área del Arte y se formalizó el acuerdo con la Asociación de Artistas del Sur que normalizó el uso del Teatro Municipal, situación que llevaba más de 80 años sin resolverse, entre otras acciones en lo que va del año.

En síntesis, haremos hincapié fuertemente en:

Articular los programas y acciones específicas del Instituto Cultural, en sentido amplio e integrador de las distintas formas de la cultura.
Profundizar la relación con los ámbitos de la cultura y el arte, y con los diversos espacios culturales, artísticos e intelectuales de la ciudad.
Planificar acciones tendientes a construir comunidad a partir de las expresiones barriales, la cultura popular y el arte emergente.
El mundo observó, como un aspecto positivo de la pandemia, un cambio de hábitos y actividad cotidiana que dejó una mejor calidad del aire, reducción de la contaminación auditiva y la disminución en el uso de combustibles tradicionales. Y señales esperanzadoras respecto de la incorporación de políticas gubernamentales a nivel global tendientes a mejorar esta temática tan importante de cara al futuro.

Durante 2020 iniciamos en nuestra ciudad la recolección diferenciada en seis barrios como prueba piloto, con excelente adhesión vecinal. Esta acción, como los puntos de recepción de residuos secos, hicieron que las dos plantas municipales de clasificación de residuos amplíen su régimen y estén preparadas para tratar un volumen creciente. Por eso es intención de llevar el servicio de recolección de reciclajes secos al resto de los Barrios.

También pretendemos profundizar los trabajos para descentralizar el tratamiento de residuos orgánicos y verdes, mediante el programa de compostaje barrial, jornadas de concientización y limpieza en diferentes sectores y espacios públicos. Y hemos instrumentado una reducción de las tasas de disposición final de residuos en el caso que sean reciclajes, generando en el sector comercial e industrial una reorganización interna para poder recuperar más material que antes era basura y no se reutilizaba.

A mediados de 2019 se registró una explosión en una de las principales empresas del polo petroquímico, que, si bien no registró heridos ni peligro para la población, no dejó de ser una situación preocupante y no deseada.

Por eso estamos convocando a todos los legisladores para que nos acompañen con instrumentos legales que permitan dotar al CTE de mayores competencias, con ampliación de jurisdicción y la posibilidad de intervención temprana en los trámites de radicación de establecimientos industriales.

Deseo remarcar otros dos aspectos en los que tendremos que trabajar codo a codo este año.

Uno de ellos es la seguridad, que tuvo índices variables en 2020, con una reducción lógica de hechos en los meses de cuarentena obligatoria, pero con un repunte hacia fin de año y en estos primeros meses del nuevo año.

Si bien se está trabajando bien con las fuerzas policiales y la Justicia, es imprescindible contar en la ciudad con vehículos y elementos para reforzar la prevención, ante el evidente deterioro existente.

La última incorporación fue en 2017, cuando el entonces Ministro de seguridad de Provincia, Cristian Ritondo, trajo a la ciudad 60 móviles policiales entre autos, camionetas y motos. Acabamos de reiterar el pedido al ministro provincial de Seguridad para incorporar al menos veinte unidades nuevas en el corto plazo.

En 2020 el Municipio invirtió más de 8 millones de pesos para reparar móviles de la policía y casi 27 millones en combustible para que los móviles puedan efectuar sus patrullajes.

El otro gran tema es la provisión de agua, cuestión central para miles de bahienses en este verano.

Valoramos el compromiso público de las actuales autoridades provinciales, pero cierto también es que vamos a exigir enfáticamente que ese compromiso se traduzca en la realización de las obras necesarias a partir de este año. En los últimos años los bahienses habíamos superado el drama que significa no contar con el suministro de tan vital elemento. Hemos dejado en claro que Bahía Blanca no puede soportar otro verano sin la correcta distribución del agua potable y sin la realización de los trabajos previstos, que cuentan con financiación internacional.

Todos los que contamos con responsabilidades de gobierno debemos involucrarnos y trabajar para solucionar esta problemática, que además está condicionando el desarrollo de la ciudad, ya que hay varios emprendimientos urbanísticos detenidos por no contar con la factibilidad de agua.
Necesitamos que las obras hídricas necesarias sean de máxima prioridad para la Provincia.

Permítanme correrme unos minutos de este acto tan importante que significa iniciar un nuevo año de sesiones ordinarias.

Quiero referirme a un hecho que hoy tiene muchísima importancia y es la vuelta a las clases presenciales.

Todos los primeros días de clases son especiales, pero este lo es más que nunca. Miles de chicos y chicas no pudieron hacerlo el año pasado y hoy seguramente sentirán una enorme satisfacción.

Será un año escolar distinto, con dificultades, con situaciones para corregir y mejorar, pero lo más importante es que las aulas no vuelvan a estar vacías.

Varios meses después de iniciada la cuarentena, comenzamos a trabajar para la vuelta a la presencialidad. Eso no significaba volver sin tomar los recaudos necesarios ante la Pandemia, pero éramos conscientes de que había que comenzar a trabajar en protocolos y alternativas para no perder más tiempo.

Hoy es el resultado de ese esfuerzo, de los docentes, de los alumnos y alumnas, de los padres, en definitiva, el esfuerzo de toda la sociedad.
La educación es lo más importante que tenemos. Esperemos que este año todos y todas puedan seguir aprendiendo, creciendo e incorporando aptitudes que van a ser determinantes para construir su futuro y el de nuestro país.

Quiero aprovechar este momento para decirles a los vecinos que somos conscientes de las falencias y los servicios no brindados en forma adecuada en este último tiempo. La pandemia obligó a reasignar partidas, hubo una merma notable en la cantidad de empleados municipales disponibles y durante algunos meses ni siquiera se podía trabajar en la calle.

Ello redundó en un deterioro de calles, iluminación y otras prestaciones que aún no se han recuperado totalmente. De no mediar un agravamiento de la pandemia, esa situación se irá superando en pocos meses.

Finalmente agradezco a todo el personal municipal por el apoyo en tiempos tan difíciles. A los contribuyentes por el esfuerzo para abonar sus tasas y permitir que hayamos cerrado el año fiscal en equilibrio, apelando a la racionalidad en el gasto. A los vecinos y vecinas que nos acompañaron e hicieron su aporte en un año tan difícil.

Seguramente 2021 no será fácil. Pero comprometemos nuestro mayor esfuerzo en beneficio de nuestra querida Bahía Blanca y cada uno de sus habitantes.

Declaro inaugurado el período ordinario de sesiones 2021,

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar