Dom11192017

ActualizadoDom, 19 Nov 2017 1am

El arzobispo de Bahía Blanca quedó procesado acusado de encubrir al ex capellán Vara

Monseñor Gullermo Garlatti está acusado de ocultar información valiosa frente a la Justicia y de encubrir al ex capellán del Ejército con la entrega de un fondo económico para su apoderado, que también quedó procesado.

 

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Guillermo Garlatti, quedó procesado este miércoles, acusado de encubrir al ex capellán del Ejército, Aldo Vara, fallecido días atrás en Paraguay, donde tenía prisión domiciliaria por crímenes imputados de lesa humanidad en la última dictadura, informó www.infocielo.com

El juez federal Álvaro Coleffi procesó al sacerdote de Bahía Blanca por los delitos de encubrimiento agravado y desobediencia. De hecho, consideró que Garlatti colaboró con Vara, quien permaneció prófugo durante casi un año y murió a la espera de ser extraditado hacia Argentina.

Garlatti argumentó la semana pasada en indagatoria que no le parecía importante informar que desde su Curia todos los meses un apoderado del prófugo pasaba a cobrar un fondo económico que habitualmente reciben los religiosos mayores de 70 años.

Además de la máxima autoridad de la Iglesia en la región, el juez también procesó al empresario Leopoldo Bochile, quien era precisamente el apoderado del prófugo y pasaba todos los meses por el arzobispado a retirar un cheque a nombre de su representado.

Para Coleffi, monseñor Garlatti ocultó valiosa información sobre el excapellán del Ejército al momento de ser consultado oficialmente por la Justicia.

Como el delito de encubrimiento es excarcelable, Coleffi resolvió procesar a Garlatti y a Bochile sin prisión preventiva, aunque ambos deberán cumplir una serie de pautas hasta el eventual juicio oral. Tendrán que pagar en concepto de responsabilidad civil las sumas de 7.000 y 4.500 pesos respectivamente.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar