Mié09302020

ActualizadoMié, 30 Sep 2020 10am

"Lamentable actitud de un empleado de la Guardia Urbana"

Un lector mencionó detalles de la preocupante situación que le tocó vivir con un inspector de trásito comunal, a quien le solicitó información para cargar la nueva tarjeta de estacionamiento. Funcionarios municipales habían declarado que estarían a disposición de los coductores bahienses.

Quique Lorenzi, un destacado músico bahiense, hizo llegar a nuestra redacción, en detalle, lo ocurrido con una persona que debería, por tener contacto con gente de manera permanente, saber y aplicar modales adecuados a la función que le corresponde cumplir.

Sin embargo, segú el lector ello no ocurrió, y lo redactó de la siguiente manera:

Anécdota que me pasó el martes a eso de las 13 en Belgrano primera cuadra, casi llegando a San Martín.

Habiendo escuchado en la radio que se podría asociar la Urbana a un dominio automotor directavmente en las nuevas máquinas con la ayuda de un inspector y cruzándome justo con una señorita Inspectora de tránsito decidí consultarle.

 - Buenas tardes, necesito hacerte una consulta
 - Sí... sin dejar de escribir una multa y sin levantar la vista, por supuesto.
 Como yo no le hablaba hasta que terminara, me dijo:
 - Qué quiere? Siempre sin mirarme.
 - Terminá tranquila cuando puedas mirarme te digo.
 - Hable que yo no necesito mirarlo para escucharlo... Siempre sin levantar la vista, claro.
 - Bueno... qué quiere? Visiblemente molesta.
 - Me podés indicar como asociar la Urbana a un número de patente?
 - Eso lo tiene que hacer en la empresa, nosotros no estamos para eso.
 Y volvió a escribir.
 - Saludé amablemente y me retiré.... Qué otra cosa hacer?


 La anécdota me dejó varias certezas:

 1.- Que la vida me ha dotado de una paciencia y control de la ira que no creía tener.
 2.- La terrible mala educación de esa señorita, que según puede saberse pareciera ser que es condición para ser inspector de tránsito.
 3.- No pasará mucho tiempo para que alguien, cansado de tanto destrato, ponga a alguno / a en su lugar..... o lo mande a curaciones.
 - Alguien debería avisarle a esta gente que son nuestros empleados, no nuestros capangas.

 Qué razón tenía don Juan Carlos Cabirón cuando solía decir:
 "- Querés conocer a Carlitos?!
 - Dale un puestito"

Para no poner a todos los inspectores de tránsito en la misma situación, bueno sería que en función del lugar apuntado por el lector, se sepa de quien se trata, y se la separe de su cargo, por el bien de la mayoría de sus compañeros que cumplen la función como se debe... Lo harán???

Comentarios  

 
0 #1 mal educados en todos ladosestela 17-05-2014 11:22
en el Hiper muchisimas caajeras no te miran ni siquiera cuando te dan la lapicera para que firmas el talon del debito
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar