Dos buenas noticias de la mano de Dow Argentina

El sello Polietileno Reciclable, desarrollado en conjunto por Ecoplas y Dow, llegó a los sachets y botellas de leche de La Serenísima. La otra es que se dieron a conocer los ganadores del 3º Concurso Internacional “Ciencia que ladra...”.                                                                                                                                   

Es la primera aplicación de este sello, en sachet y botellas de leche, que facilita la identificación por parte del consumidor para contribuir a la separación domiciliaria y también por parte del recuperador urbano para la recolección y clasificación Buenos Aires, mayo de 2014.

Dow Argentina y Ecoplas articularon esfuerzos para incorporar en los sachets y botellas de leche La Serenísima (que contienen polietileno Dow) el sello PE 100% reciclable, una innovadora iniciativa en términos de sustentabilidad para que los consumidores puedan identificar con facilidad a los empaques reciclables y favorecer así el reciclado.

Actualmente, la gran mayoría de los consumidores desconoce qué tipo de empaques plásticos son reciclables y cuáles no.

A pesar del creciente interés y compromiso por las problemáticas ambientales, todavía queda un largo camino por recorrer en materia de educación y concientización: la incorporación de este nuevo logo en los empaques de productos de consumo masivo es
una herramienta imprescindible para ayudar a los consumidores en este sentido.

En 2013 Dow trabajó en conjunto con Ecoplas, asociación civil sin fines de lucro que impulsa el desarrollo sustentable de la industria plástica, para crear y registrar este sello.

Se trata de una certificación para los envases de polietileno, asegurando que sean fácilmente identificables, recuperables y reciclables para beneficio del medio ambiente, los consumidores, el sector público, los recuperadores urbanos y la industria.
El sello cuenta con varias empresas y marcas que se adhirieron y será extensible a otros materiales plásticos.

“Como líder de la industria plástica Dow tiene una enorme responsabilidad en cuanto a innovar y elevar permanentemente los estándares de excelencia en sustentabilidad. En este sentido seguiremos trabajando para que más empresas cuyos productos se comercializan en envases que contienen polietileno Dow incorporen este sello, a la vez que seguimos concientizando a los consumidores sobre la importancia de la separación domiciliaria y promoviendo la cooperación de todos los sectores de la comunidad involucrados”, afirmó Soledad Echagüe, Directora de Asuntos Públicos de Dow.

El sello Polietileno Reciclable, desarrollado en conjunto por Ecoplas y Dow, llegó a los sachets y botellas de leche de La Serenísima Acerca de Dow Argentina Dow (NYSE: DOW) combina el poder de la ciencia y la tecnología para innovar con pasión aquello que es esencial para el progreso humano.

La Compañía impulsa las innovaciones que obtienen valor a partir de la intersección entre la química, la física y las ciencias biológicas para ayudar a resolver muchos de los problemas más desafiantes del mundo como la necesidad de agua potable, la generación y conservación de energía limpia y el crecimiento de la productividad agrícola. El portafolio integrado de Dow, impulsado por el mercado y líder en las industrias de especialidades químicas, materiales de avanzada, ciencias agrícolas y plásticos, ofrece una amplia variedad de productos y soluciones tecnológicas a clientes de aproximadamente 180 países para sectores de gran desarrollo como packaging, electrónica, agua, recubrimientos y
agricultura. En 2013 Dow obtuvo ventas anuales superiores a U$S 57.000 millones y empleó globalmente a aproximadamente 53.000 personas.

Los más de 6.000 productos de la Compañía se fabrican en 201 centros en 36 países de todo el mundo. Los términos “Dow” o la “Compañía” hacen referencia a The Dow Chemical Company y sus subsidiarias consolidadas, excepto expresa indicación contraria. Para obtener información adicional acerca de Dow, visite www.dow.com o www.dowargentina.com.ar

“Ciencia que ladra...”

El sábado 3 de mayo, en el marco de la 40° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, se anunciaron los ganadores de la tercera edición del Premio Internacional de Divulgación Científica.

El concurso es una iniciativa de la editorial Siglo XXI y el diario La Nación y cuenta con el apoyo de Dow Argentina, la Fundación OSDE y el CONICET.

“En Dow Argentina estamos orgullosos de haber sido invitados a acompañar esta iniciativa de la prestigiosa editorial Siglo XXI y La Nación”, comentó Marcela Guerra, Gerente de Asuntos Públicos de la empresa. “Destacamos en especial el relevante jurado, la cantidad y calidad de los trabajos presentados por autores de todo el mundo y la gran aceptación de los
libros de la colección entre múltiples tipos de lectores, en especial entre el público joven. Coincidimos con los organizadores y auspiciantes en la importancia de promover la divulgación científica para generar un mayor interés y valoración de la ciencia y de las contribuciones de los científicos a una mejor calidad de vida.”

Las obras llegaron desde diversas ciudades de Buenos Aires (Bahía Blanca, Necochea y Pergamino, entre otras), Córdoba, Tucumán, Salta, Chubut, Río Negro, La Pampa y Santa Fe. Por su parte, desde el exterior, se recibieron trabajos provenientes de México, Uruguay, El Salvador, Chile y España.

Los libros de la serie “Ciencia que ladra” son de lectura amena, están destinados a un público amplio y exploran conceptos, fenómenos y problemas relacionados con diversas disciplinas científicas y tecnológicas.

El primer premio lo obtuvo Florencia Servera -docente de química de 23 años, oriunda de la ciudad de Pergamino- con Un científico en el lavadero. En su obra, la ciencia está al servicio de la limpieza para atacar toda clase de suciedad. La ganadora recibirá 30 mil pesos de premio y su obra será publicada en la colección Ciencia que ladra...

La primera mención fue para las psicólogas especializadas en fertilidad Silvia Jadur y Viviana Wainstein, autoras de ¡Auxilio, el bebé no llega! El texto es un estudio integral sobre la concepción humana, desde los vaivenes afectivos que rodean la búsqueda de un bebé (sobre todo cuando las cosas no resultan tan fáciles) hasta las últimas noticias sobre
las técnicas de reproducción asistida y la situación de la Argentina en ese campo.

Este año el jurado decidió destacar además otra obra con una mención especial: Acordonados. Notas sobre cordones, ombligos y placentas, de Claudio Barbeito y Mónica Diessler, ambos de la ciudad de La Plata, quienes se presentaron con los pseudónimos de Gustavo Márquez y María Paula Aguilar. El ensayo trata sobre los cómo, los cuándo y los porqués de la gestación.