Jue12032020

ActualizadoJue, 03 Dic 2020 4pm

"Es un milagro que esté acá”, dijo el hombre baleado mientras esperaba a su hija frente a Inmaculada

Leandro Staniscia, el dorreguense baleado en la cabeza en el violento intento de robo ocurrido el 25 de marzo del año pasado en la puerta del estudio jurídico ubicado en Berutti 323, a metros del Colegio La Inmaculada, dijo que el recuerdo de lo que pasó ese día le produce “angustia”.  

Ese día, el joven recibió un disparo en la cabeza mientras esperaba a su hija a la salida del establecimiento educativo mientras que Luis Mansilla sufrió tres tiros en distintas partes del cuerpo al resistirse al robo de $150.000 que debía depositar por una operación inmobiliaria.  

“La ligamos sin querer. Lo que iba a ser un día normal, de descanso, terminó en lo peor. Recuerdo seguido lo que pasó por lo grave que fue y por lo mal que podría haber quedado. Es un milagro que esté acá”, explicó Staniscia a canal 7.  

“Estoy tratando de dejar atrás lo que pasó para que no me perjudique la vida ni a mi familia”, señaló, al tiempo que negó que le hayan quedado secuelas físicas del ataque.  

El joven declaró este miércoles en el juicio que se le sigue a Carlos Rubén Molina, acusado de ser el autor del intento de robo y tentativa de homicidio simple.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar