Dom12082019

ActualizadoDom, 08 Dic 2019 1am

El "macrismo" insiste con Ginóbili en Bahía Blanca, y aprovechó para pegarle a Scioli

La vicejefa porteña visitó nuestra ciudad y advirtió que "la conciliación debe ser acatada por los docentes", quienes rechazaron la propuesta de 30,9% de aumento salarial.. "La educación está pasando una fuerte crisis", dijo para pegarle a Scioli.

La referente de PRO, María Eugenia Vidal, sostuvo hoy -al cumplirse el octavo día de huelga en las escuelas públicas bonaerenses- que "la conciliación debe ser acatada por los docentes", quienes rechazaron la propuesta de 30,9% de aumento salarial. “Es mejor seguir la discusión con los chicos en el aula y respetar los marcos normativos”, enfatizó.

Vidal aseguró que no todo pasa por las paritarias: "Es cierto que la discusión en la provincia de Buenos Aires no es meramente salarial. La educación está pasando una fuerte crisis que se ve en la falta de infraestructura, en escuelas con deficiencias edilicias graves, con problemas con los proveedores de los comedores, entre otras fallas".   “Es una lástima que sólo discutamos de educación en la provincia en marzo para ver si las clases empiezan o no, y que no discutamos durante el año para ver cómo hacemos para mejorar la calidad educativa en las escuelas bonerenses,” agregó Vidal.   Junto con Leandro Ginóbili y Jorge Srodek, referentes del PRO en la región, Vidal realizó estas declaraciones después de haber recorrido la ruta 3, haber visitado el hospital Penna, y haber participado de un encuentro con vecinos en el barrio Spurr.   Al término de la reunión, Ginóbili manifestó: “Creo en la bandera de la justicia social del peronismo, pero cuando recorro la provincia y veo los bolsones de pobreza en Almirante Brown, Esteban Echeverría y algunas ciudades del interior, me pregunto cuál es la justicia social de estos 25 años de gobierno, de qué inclusión hablamos si lo único que recibe la gente que no tiene recursos son planes sociales".   Por su parte, Vidal aseguró que el PRO está “en condiciones de armar un equipo que pueda gobernar la provincia de Buenos Aires. Nosotros tenemos un recorrido en la ciudad que muestra que se puede, que no está la esperanza perdida, que las cosas se pueden resolver”, agregó.

 “Hay que respetar las particularidades de cada lugar. Pero es cierto que hay una manera de hacer política, la de no mentir a la gente, la de armar un equipo convocando a gente de afuera, aunque no sea la del propio partido, la de sumar gente nueva a la política… Estas formas de hacer política y esta forma de gobernar se pueden trasladar a la provincia y pueden hacer que las cosas cambien,” concluyó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar