Dom11192017

ActualizadoDom, 19 Nov 2017 1am

Trasladan a Bahía Blanca a un mormón detenido por abuso sexual en Mendoza

Dardo Enrique Moura finalmente cumplirá en nuestra ciudad Blanca la condena de 14 años de prisión por abuso sexual a dos menores. Hoy será trasladado desde la alcaldía de Tunuyán, gracias al exhorto que firmó el Primer Juzgado de Instrucción local.

 

A 19 días de su detención en Tupungato, cuando intentaba fugarse nuevamente tras el allanamiento que la policía había hecho días atrás en el domicilio que ocupó durante 4 años en Tunuyán, Dardo Moura está cada vez más cerca de cumplir en su ciudad de origen la condena por “abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado por las circunstancias de su realización y duración”, por el que lo había sentenciado en el 2009 el Tribunal en lo Criminal Nº1 bahiense, informó www.diariouno.com.ar

Se cree que a primeras horas de la mañana el detenido será trasladado a Bahía Blanca junto con la comisión de efectivos bonaerenses que llegó al Valle de Uco para tramitar el exhorto que finalmente libró el juez Oscar Balmes.

Hasta hoy, Moura había estado detenido en la Alcaldía tunuyanina.

El hombre en los últimos años se hacía llamar Enrique Loydi, y para sus vecinos valletanos era un conocido empresario de la publicidad y estaba al frente de una radio local. Estuvo prófugo desde el 2009 por abuso sexual reiterado a dos niñas de 8 y 12 años, hermanas de su actual esposa, quien residió con él en Tunuyán, ocultando también su verdadera identidad.

En ese entonces, el Tribunal en lo Criminal Nº1 de Bahía Blanca, ciudad donde vivía junto con su familia y donde además era conocido por ser un feligrés de la iglesia mormona, había dispuesto su traslado a la Unidad Penal Nº4 de Villa Floresta. Pero él nunca se presentó a la última audiencia del juicio, quedando así en calidad de prófugo.

La Justicia no volvió a dar con él hasta que, a partir de una denuncia anónima, la policía de Tunuyán supo de su verdadera identidad y allanó la vivienda que compartía con su esposa y sus hijos, cerca de Capiz, en San Carlos. Sin embargo, ese operativo fue negativo, ya que logró fugarse.

Finalmente, el pasado viernes 3 de enero fue interceptado en Tupungato, donde había permanecido oculto, en el momento en el que intentaba huir nuevamente con documentación falsa y siendo trasladado en una camioneta por un tercero. Ahora, será la Justicia bonaerense la que determine su responsabilidad en otros delitos, por la fuga y la documentación personal apócrifa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar